Emociones y dolor crónico

Inicio » Artículos » Emociones y dolor crónico

Si no te gustan los pacientes emocionales, es probable que los pacientes más difíciles que están dentro del final del espectro del dolor crónico no sean los tuyos. Incluso los muy agudos tienen un componente emocional que hay que tener en cuenta. Dudo que se pueda escapar del lado emocional del dolor y ser efectivo, recuerda que hay tres dimensiones en el dolor, el sensorial-discriminativo, el emocional-motivacional y el cognitivo-evaluativo. Si bloqueas alguna de estas tres dimensiones, no estás lidiando con la realidad del dolor.

– Louis Gifford

En relación a las emociones, tener la información es una cosa y saber manejarla es otra. A veces es suficiente con escuchar, comprender y seguir con los ejercicios físicos. Sabemos que la apertura de nuestras emociones hace que muchas veces nos sintamos mejor. Dando tiempo, una explicación racional clara del problema y un posible camino para la recuperación, hace que el paciente esté más satisfecho, sintiendo que hay alguien que va a ayudar a que las cosas ocurran.

La importancia de la tranquilidad

El estrés enlentece los procesos de curación, ya que drena los recursos y la energía hacia la preocupación, en vez de hacia la curación. Se sabe que la gente estresada podría curarse un 60% más lento. La tranquilidad es mejor, vuelves a ponerte en marcha, te vas curando y utilizas tu energía más sabiamente. Si un paciente está preocupado por lo que le pasa, vale la pena hacer una buena exploración, ver la parte positiva y tomarse tiempo en dar una explicación. Esto no quiere decir que si un paciente ha perdido los reflejos, tiene debilidad muscular y no tiene sensibilidad, lo obviemos. Hay que explicarlo de manera realista y lo más positiva posible.

dolor combinado con estres afecta a la salud

La importancia del descanso nocturno

Cuando te despiertas por la noche con dolor, y te pones muy nervioso, lo único que logras es que se segregue adrenalina. La adrenalina te prepara para la acción física, se dispara rápido y tarda en disiparse. Entras en un estado de alerta, «por si acaso», y como consecuencia ya no te puedes volver a dormir. El consejo es que cuando te despiertes con dolor, te intentes relajar, levántate, haz algo y cuando veas que estás preparado, vuelve a la cama y veamos qué pasa. No es fácil volver a dormirse, pero si hay adrenalina pululando por el sistema, menos. Recuerda que la curación del cuerpo ocurre sobre todo durante el descanso nocturno.

La importancia de no estar «bajo»

Estar «bajos» de ánimos nos reduce la tolerancia. Cosas pequeñas nos afectan más. Cuando uno está harto y/o «bajo» de ánimos, no tiene suficiente motivación para hacer ejercicios e involucrarse en su recuperación.

modelo de orgamismo vulnerable

La importancia de la actitud positiva

Es importante que el paciente vea que mantener una actitud más esperanzadora o usando estrategias de automanejo más adaptativas, las cosas irán mejor. Cuando el paciente empieza a sentir avances y es testigo de su progreso, todo mejora. El lema es «Inténtalo y lo vamos viendo».

dolor y sentimientos

La importancia de que las cosas tengan sentido

Todo lo que hacemos en Fisioterapia, ha de tener un sentido para el paciente, que le parezca razonable. El paciente ha de tener la suficiente confianza en su fisio para decirle que no tiene sentido si así lo siente.

La importancia de los comienzos

En pacientes con dolor crónico complejo, puede ser interesante invertir 10 minutos en una «plantilla de comienzo» para detectar los «miedos y preocupaciones», porque a veces no saben ni por dónde empezar y se sienten desbordados.

las preocupaciones del paciente con dolor

Con un círculo en medio que ponga «miedos y preocupaciones» podemos invitar al paciente a que los vaya enumerando (aquí la plantilla en blanco). Una fotocopia de la plantilla y un repaso a los ítems de vez en cuando puede resultar beneficioso, siempre acompañándolo de la gráfica de recuperación (que aparece abajo). Monitorizar el progreso mediante objetivos físicos que se van logrando, ir progresando despacio y reflexionar ocasionalmente sobre su actitud, su visión y su comprensión de lo que le pasa pueden ser claves.

camino para el tratamiento el dolor

Situaciones en las que podemos influenciar y situaciones en las que no es tan fácil

Main y Watson sugieren que podemos influenciar en los pacientes estresados y enfadados de la siguiente manera:

  • Identificando cuando empezaron a pensar negativamente.
  • Identificando cuando se volvieron tensos y enfadados.
  • Pasos para parar pensamientos negativos y técnicas de relajación (movimientos suaves pueden ser interesantes en estas situaciones).
  • Hacer actividad física placentera.
  • Marcarse unos objetivos realizables (no hacer grandes esfuerzos físicos para luego estar sufriendo y enfadados otra vez, ir poco a poco).
  • Objetivar lo que van logrando a nivel funcional.
  • Autorecompensarse cuando se logran pequeños objetivos.

Sin embargo, hay situaciones que no son fáciles: vida familiar, relaciones, aspectos laborales y económicos, el pasado del paciente… A veces hay barreras y obstáculos con los que hay que ser cuidadoso en la recuperación de los pacientes. Muchas veces es imposible ayudar si no eres un psicólogo entrenado o si no se aborda el caso desde un equipo multidisciplinar.

Hay cuestionarios interesantes que se pueden utilizar para objetivar las emociones (que nos recomendaba Gifford). Algunos están en el libro de Waddell «The Back Pain Revolution» y otros en el libro «Pain Management an Interdisciplinary Approach» de Main y Spanswick.

  • DRAM: Distress and Risk Assessment Method.
  • MSPQ: Modified Somatic Perception Questionnaire.
  • FABQ: Fear Avoidance Beliefs Questionnaire.
  • TSK: Tampa Scale of Kinesiophobia.
  • Orebro Musculoeskeleteal Pain Screening Questionnaire.

Otras entradas realizadas basadas en la obra de Gifford y a sabiendas de su mujer Philippa, la cuál ha transmitido personalmente su agradecimiento a lafisioterapia.net, son:

Referencias

– Graded Exposure. 2014. L. Gifford

– The Back Pain Revolution.2004. G. Waddell

– Pain Management an Interdisciplinary Approach. 2000. Chris J. MainChris C. Spanswick

Photo of author

Goretti Aranburu

Goretti Aranburu es fisioterapeuta desde 1994, colegiada en el Colegio de Fisioterapeutas del País Vasco (COFPV) nº15 y dedicada al ejercicio libre en su clínica de Elorrio. Tiene gran interés por la Fisioterapia basada en la evidencia, porque los modelos teóricos se van acercando a la complejidad clínica.