Síndrome de la cintilla iliotibial

Inicio » Artículos » Síndrome de la cintilla iliotibial

El síndrome de la cintilla iliotibial, síndrome de la banda iliotibial, síndrome de fricción de  la banda iliotibial , síndrome del limpiaparabrisas o la otra rodilla del corredor, no importa cómo la llames, llámala DRI  (dolor de rodilla del infierno) si quieres, es una lesión muy común en corredores y ciclistas. La llamo «la otra rodilla del corredor» porque para mi la oficial es el síndrome de dolor patelofemoral (en este artículo te explico el diagnóstico diferencial de estas dos lesiones).

Se ha investigado muchísimo sobre esta lesión y todavía cuesta incluso definirla con autoridad y certeza, pero a los pacientes no les preocupan los nombres extraños e investigaciones, les duele la rodilla y lo único que quieren es deshacerse de ese dolor.

El síndrome de la cintilla iliotibial en breve

Aquí te dejo un vídeo a modo introductorio, para aquellas que les es más fácil entender conceptos de una manera visual:

El síndrome de la cintilla iliotibial desgranado

Analicemos el nombre tradicional que se le da a esta lesión, síndrome de fricción de la banda iliotibial (SFBIT), de atrás para delante:

Banda iliotibial: bien, es una banda de fascia, que es un tipo de tejido conectivo (más información en esta entrada sobre la cintilla iliotibial). Genial, todo bien hasta el momento. Se extiende desde el hueso ilíaco a la tibia, esto suena bien también.

Fricción: aquí tenemos un problema, nadie sabe si hay fricción o no. Se ha pensado durante muchos años que había fricción entre la cintilla o banda iliotibial y la estructura justo debajo (bursa y/o hueso), pero según Fairclough y col. (2006) en su estudio  The functional anatomy of the iliotibial band during flexion and extension of the knee: implications for understanding iliotibial band syndrome, este enfoque estaba equivocado porque la banda se mueve hacia dentro y hacia fuera provocando compresión, en lugar de hacia delante y hacia atrás lo que causaría la fricción mencionada. Un estudio más reciente  Sonographic evaluation of the iliotibial band at the lateral femoral epicondyle: does the iliotibial band move? realizado por Jelsing EJ y col., nos hace pensar que deberíamos volver a la teoría inicial, ya que, al parecer, la cintilla iliotibial sí tiene movilidad anteroposterior (adelante y atrás).

Síndrome: es la asociación de los signos y síntomas de una afección, la causa de los cuales puede ser conocida o no. Cuando escucho o leo la palabra síndrome, se me queda cara de circunstancia porque probablemente signifique que no se sabe mucho de la lesión en cuestión.

Definición del síndrome de la cintilla iliotibial

Me temo que hay infinidad de cosas, en el mundo de la salud, que están todavía por demostrar o no tienen todavía una base científica de peso. Es hora de darle una definición, lo más adecuada posible, a esta lesión y aquí la tienes:

El síndrome de la cintilla iliotibial se define como una lesión por sobreuso que provoca dolor en la parte externa de la rodilla, a veces acompañada por una sensación de clic. Es una de las causas más comunes de dolor de rodilla en corredores y ciclistas. También se da en levantadores de peso y, menos habitualmente, jugadores de fútbol (o jugadores de soccer, ​​para que me entiendan los lectores de Estados Unidos). No se sabe si este dolor es debido a la irritación de la cintilla iliotibial, irritación de la bursa (bolsa con contenido líquido situado entre diferentes estructuras para protegerlas y favorecer su movimiento) o ambas. La función de esta bursa es favorecer el movimiento de la cintilla iliotibial, respecto al hueso subyacente.  Puedes leer en el artículo Iliotibial band syndrome: evaluation and management de Strauss EJ y col. las diferentes teorías que se barajan.

Signos y síntomas del síndrome de la cintilla iliotibial

  • Dolor en el lado externo de la rodilla

Inicialmente podría ser una sensación de pinchazo o picazón ocasional. Esta sensación se alivia con el descanso lo cuál te hace pensar que no debes prestarle  mucha atención.

Si no dejas de hacer ejercicio, esta sensación puede convertirse en dolor cada vez que corres (más evidente cuando corres cuesta abajo) o montas en bicicleta (con cada pedalada), por lo que te ves obligado a dejar la actividad. Por último, la rodilla puede ser dolorosa, incluso al caminar.

Después de un período de descanso el dolor desapace, para volver de nuevo al reiniciar el deporte o actividad.

  • El dolor se puede sentir cuando se flexiona la rodilla

Normalmente 30 grados de flexión es el punto más doloroso y podría empeorar cuando se toca la zona dolorida.

En el artículo Biomechanics of iliotibial band friction syndrome in runners de Orchard JW y col. puedes leer sobre los puntos expuestos hasta ahora.

Algunos profesionales comentan que a veces este dolor se irradia hacia arriba en dirección a la cadera. Rara vez me he encontrado con dicha irradiación en mi consulta.

También leerás que tu cintilla iliotibial puede estar tensa. Esto puede suceder a los músculos a los que va unida la cintilla (glúteo mayor y tensor de la fascia lata), lo que causa dicha tensión. La prueba que se suele hacer para determinar esto es el test de Ober. Aunque lo que se supone que medía el test de Ober se ha puesto en entredicho An anatomic investigation of the Ober test (2016) de Willett y col.. Aquí dicho test:

Hay pacientes que comentan tener una sensación de clic o chasquido al flexionar la rodilla.

  • Posible debilidad en la abducción de la cadera

Como de costumbre, no hay gran evidencia, aunque algunos estudios se han hecho como Hip Abductor Weakness in Distance Runners with Iliotibial Band Syndrome de Michael Fredericson y col. La evaluación de los demás músculos que guardan relación con la rodilla (como, por ejemplo, los músculos de la pantorrilla, músculos peroneos, cuádriceps, etc) es siempre una buena idea.

  • Puntos gatillo (puntos dolorosos)

Puntos gatillo en los glúteos podrían estar presentes (como en otras ocasiones es difícil saber qué fue antes, el huevo o la gallina). El tema de los puntos gatillo y todo lo que ellos conllevan está en discursión en la actualidad.

Si quieres conocer las causas de esta lesión, sigue el enlace Síndrome de la cintilla iliotibial: causas.

Referencias

– Van der Worp, M. P., van der Horst, N., de Wijer, A., Backx, F. J. G., & Nijhuis-van der Sanden, M. W. G. (2012). Iliotibial Band Syndrome in Runners. Sports Medicine, 42(11), 969–992. doi:10.1007/bf03262306

– Fairclough J, Hayashi K, Toumi H, et al. The functional anatomy of the iliotibial band during flexion and extension of the knee: implications for understanding iliotibial band syndrome. J Anat. 2006;208(3):309-16.

– Fredericson, Michael & L. Cookingham, Curtis & Chaudhari, Ajit & C. Dowdell, Brian & Oestreicher, Nina & Sahrmann, Shirley. (2000). Hip Abductor Weakness in Distance Runners with Iliotibial Band Syndrome. Clinical journal of sport medicine : official journal of the Canadian Academy of Sport Medicine. 10. 169-75. 10.1097/00042752-200007000-00004.

– Orchard, J. W., Fricker, P. A., Abud, A. T., & Mason, B. R. (1996). Biomechanics of Iliotibial Band Friction Syndrome in Runners. The American Journal of Sports Medicine, 24(3), 375–379. https://doi.org/10.1177/036354659602400321

– Jelsing, E. J., Finnoff, J. T., Cheville, A. L., Levy, B. A. and Smith, J. (2013), Sonographic Evaluation of the Iliotibial Band at the Lateral Femoral Epicondyle. Journal of Ultrasound in Medicine, 32: 1199-1206. doi:10.7863/ultra.32.7.1199

– Willett GM, Keim SA, Shostrom VK, Lomneth CS. An anatomic investigation of the Ober test. The American journal of sports medicine. 2016 Mar;44(3):696-701.https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26755689

– Eric J. Strauss; Suezie Kim; Jacob G. Calcei; Daniel Park. Iliotibial Band Syndrome: Evaluation and Management. American Academy of Orthopaedic Surgeon. 19(12):728–736, DEC 2011

Segunda foto: Copyright © 2008 Berichard que se encuentra disponible bajo licencia cc by-sa 3.0 (modificada).

Photo of author

Jorge Rodríguez

Fisioterapeuta, Máster en Digital Health (cum laude) en Tallinn University of Technology, Miembro del Health and Care Professions Council (HCPC), Experto en Ejercicio Terapéutico y Experto en Redes Sociales. Creador y editor de lafisioterapia.net y FisioComunidad. Apasionado de la divulgación en Fisioterapia y la promoción de la salud, con especial interés en las herramientas digitales como vía para la mejora de la calidad de vida.

15 comentarios en «Síndrome de la cintilla iliotibial»

  1. Hola! Me ha gustado mucho cómo se ha explicado esta lesión.
    Yo la llevo sufriendo desde Octubre del año pasado y aún no consigo recuperarme, incluso creo que voy a peor. Me gustaría si me pudieras dar algún consejo, centros especialistas, etc, porque empiezo a entrar en la desesperación.
    Gracias!!!

    • Hola Natalia, gracias por tu comentario. En esta lesión lo más importante es conocer la causa que la originó. Primero saber si es una lesión que te apareció corriendo o si fue montando en bicicleta. Las posibles causas, si ha sido corriendo, pueden ser el tipo de calzado, la manera en la que apoyas el pie al correr, debilidad de músculos de la cadera, incremento demasiado rápido de la distancia que se corre, demasiadas cuestas, entre otras. En cuanto al ciclismo, puede deberse a la altura del sillín. Desconozco el tratamiento que has tenido y si ha sido el apropiado. Lo mejor es buscar a un fisio que tenga experiencia en lesiones de este tipo, que no son muchos. Normalmente, de acuerdo a estudios científicos, el fortalecimiento de los músculos del tronco es esencial. Es imprescindible al mismo tiempo que empieces a ejercitarte muy poco a poco, tras la lesión. Espero haberte sido de ayuda y no dudes en preguntarme lo que necesites, ya sea por aquí o mediante el formulario de contacto. Escribiré más sobre esta lesión en un futuro no lejano, para ayudar un poco más a todos los que padecéis esta lesión. Un saludo.

  2. Quisiera saber cual es la diferencia entre la cintilla ilitobial y el síndrome paterofemoral? yo me dañé hace dos años la rodilla por el famoso «sobreuso» y pues ha ido empeorando… pero ya me afectaba levemente antes, es por eso que pensaba que una posible opción hubiese sido el sindrome paterofemoral, pero al leer sobre esta no veo diferencia que la defina a la uno de la otra… y si pudiera explicarme mejor le agradecería 🙂

    • Hola Andrea, muchas gracias por tu comentario. La diferencia más evidente es el hecho de que en el síndrome de la cintilla iliotibial el dolor es muy localizado en la cara lateral de la rodilla. Serías capaz de señalar con el dedo dónde te duele. En el caso del síndrome de dolor patelofemoral el dolor es en la parte anterior de la rodilla, debajo de la rótula, aunque a veces se describo como dolor alrededor de la rótula, y el dolor es más difuso (no localizado como pasa con la otra lesión). Espero haberte sido de ayuda. Un saludo.

  3. La verdad es que llevo lesionada con la mañdota ITB (ileotibialband) mas de 9 ms!!! Cambio completamente mi vida!! El dolor es tal cual se describe aca. La pregunta es: cuando termina??? Ya uso hielo hace 2 meses todos los dias, fisiokinesioterapia 3 ms con todo electrodos, magneto, frio, ejercicios de estabilidad, etcetcetc empece el gym p tonificar los cuadriceps, cambie el calzado, investigue en internet y hasta roalling hice…. Sin mejoria alguna!
    Soy de mendoza, arg. Sabes quien puede tratarme aca al respecto? Muchisimas gracias. Saludos,
    Flor

    • Hola Flor, gracias por tu comentario. Lo más importante es encontrar la causa o causa que te llevaron a lesionarte y a partir de ahí hacer los cambios oportunos (siempre uno por uno). Las posibles causas vienen explicadas en el siguiente link: Síndrome de la cintilla iliotibial: causas. Lo siento, pero no conozco ningún fisioterapeuta/kinesiólogo en tu zona. Es importante que el especialista de la salud que visites sea especialista en lesiones de corredores, cosa que no es muy habitual entre fisios. Te lo comento porque alguna de las técnicas utilizadas para tu tratamiento carecen de evidencia científica que muestren su efectividad en el tratamiento de esta lesión. Normalmente, un cambio en la técnica de carrera (cadencia e impacto con el suelo), zapatillas y fortalecimiento muscular (músculos de la cadera y «core») suelen ser la clave. Un saludo y mucha suerte con la lesión.

      • Muchas gracias jorge!! Intentare trabajar en eso!! Me lesione corriendo, habituaba hacer montaña y cambie drasticamente la rutina para preparar maraton calle y me dio el maldito sme de la cintilla ileotibial ajaja
        Saludos!!!

  4. Hola amigo. Que buen articulo. Personalmente creo que vienen esos dolores a causa de que la cintilla se tensa al tener otras partes del cuerpo menos trabajadas (abductores, caderas, gluteos) lo que lleva a que la cintilla se cargue y se sobre esfuerze. Yo tuve el problema y con masajes profundos en toda la cintilla, como tambien fortalesí toda la musculatura involucrada me recuperé super bien. Busquen ejercicios en youtube para fortalecer el core (abdomen, espalda, gluteos, caderas, abductores) masajes profundos en la cintilla y no tendrán problemas. Saludos.

    • Hola Felipe, muchas gracias por tu comentario. Antes de nada, me alegro de que te recuperases de la lesión, algunas veces puede convertirse en una pesadilla. Me atrevería a decir que tu recuperación guardó más relación con los ejercicios de fortalecimiento que con los masajes de la cintilla iliotibial, ya que la cintilla iliotibial es una banda fibrosa que no se puede relajar (es como una cuerda). Otra cosa sería que te hubieran tratado los músculos en los que se inserta la cintilla iliotibial (tensor de la fascia lata y glúteos) en cuyo caso quizás haya ayudado. Muchas gracias de nuevo por tu aportación, un saludo y Felices Fiestas.

  5. Buenas Jorge, podrías explicarme por qué el core es importante para prevenir la lesión de la cintilla o pasarme el artículo, la verdad me interesa mucho, gracias

  6. Sin duda una afección incómoda, en cuanto a que muchas veces el paciente no la describe como un dolor que ha tenido antes, y al ser en la rodilla, es habitual la preocupación de la existencia de una lesión estructural de esa articulación. Es importante que hagamos comprender al paciente el proceso por el cual transcurre, para no sólo darle tranquilidad al respecto sino también para fomentar que el paciente pueda tomar el control de su recuperación, siempre contando con nuestro apoyo. Excelente post compañero. Gracias.

Los comentarios están cerrados.