Tendinopatía aquílea: definición, signos y síntomas

La tendinitis aquílea y sus síntomas

Corredor

La tendinopatía aquílea o del tendón de Aquiles (a veces la encontrarás como tendinitis aquílea) ha sido llamada durante muchos años y hasta ahora “tendinitis”, pero la realidad es que se piensa que no hay células inflamatorias en los tendones, por lo que este término sería erróneo y se debería llamar tendinosis del tendón de Aquiles o tendinopatía aquílea.

Echa un ojo a este estudio de C. N. van Dijk y col. sobre  la confusión que hay en cuanto a la terminología a usar para las patologías del tendón de Aquiles.La tendopatía aquílea es una de las lesiones más comunes en corredores (entre el 7% y el 9% de las lesiones de corredores) y, a veces, si no son sensatos, siguen corriendo y esta lesión se convierte en una ardua tarea a la hora del tratamiento. La recuperación suele ser lenta (en algunos casos hasta 6 meses de tratamiento), debido a la falta de riego sanguíneo del tendón, sobre todo, en su parte media.

Tu cuerpo está constantemente formando y destruyendo tejidos. No es más que un equilibrio. Si un tendón tiene una carga frecuente y excesiva, la cantidad de tejido que se destruye excede la síntesis de tejido, el tendón comienza a cambiar su estructura, se vuelve menos eficiente y comienza un círculo vicioso. Te has lesionado. Echa un vistazo a la entrada Causas tendinopatía aquílea para saber a qué se debe que esta lesión ocurra.

La edad media de las personas que se lesionan el tendón de Aquiles es entre 30 y 50 años, siendo más frecuente en hombres.

La tendinopatía puede ser aguda o crónica y la mejor manera de definirlas es describir los signos y síntomas que las caracterizan. Ten en cuenta que voy a hablar de la tendopatía aquílea más común, la de la porción media del tendón (hay gente en la que esta lesión afecta a la zona de inserción del tendón de Aquiles con el hueso calcáneo/talón).

Síntomas y signos de la tendinopatía aquílea aguda

 

  • Dolor en la parte inferior de la pantorrilla, que en primer lugar aparece al iniciar el ejercicio, desaparece durante el ejercicio y empeora una vez que hemos terminado el ejercicio.
  • El tendón puede ser molesto a la palpación, cuando se aprieta entre 2 y 5 cm por encima del hueso del talón (calcáneo).
  • El descanso alivia el dolor.
  • Los músculos de la pantorrilla (gemelos y sóleo, principalmente) podrían estar cargados.

A veces la tendinitis del tendón de Aquilles no causa dolor y el primer signo que se presenta es una ruptura repentina del tendón. Si esto pasa, te darás cuenta, ya que notarás un fuerte dolor y la pantorrilla se hinchará y cambiará de color (morado, verde, amarillo…). Si esto sucede, tienes que ir al médico inmediatamente.

Por otro lado, la tendinitis aguda se convertirá en una tendinitis crónica si no se trata, no descansas lo suficiente y no eliminas la causa.

Síntomas y signos de la tendinopatía aquílea crónica

 

  • Dolor constante, normalmente siendo peor cuando das los primeros pasos al levantarte por la mañana o tras la siesta (si eres español de pura cepa), al subir cuestas y escaleras, al andar de puntillas y, por supuesto, al practicar deporte. Este dolor se acompañará de rigidez.
  • Posible engrosamiento del tendón de Aquiles (signo de degeneración). Además, a veces puedes tener, lo que yo llamo, “un tendón ruidoso” (una especie de crujido) que se nota cuando tocas el tendón y mueves el pie hacia arriba y hacia abajo.
  • El tendón es sensible al tacto.
  • Inflamación circundante (esta inflamación viene de los tejidos circundantes, ya que los tendones no tienen células inflamatorias), con su correspondiente enrojecimiento (una de las características de la inflamación).

Tendinitis del tendón de Aquiles

Si el problema se encuentra y se trata pronto, por lo general, se soluciona completamente. Es improbable que desaparezca sin tratamiento y la degeneración podría convertirse en una ruptura parcial o total del tendón.

Curiosamente, los estudios muestran que la tendinopatía aquílea se encuentra entre las lesiones por sobreuso más frecuentes y que los atletas son más propensos a tener síntomas entrenando que compitiendo.

Aquí os dejo un vídeo resumen de la tendinitis aquílea (término en desuso que deberías cambiar por tendinpatía) :

¿Está todo claro? Comparte tus dudas dejando un comentario un poco más abajo. Si tienes alguna pregunta, también tienes la opción de ponerse en contacto conmigo en el siguiente enlace La Fisioterapia.net.

Fotos: dominio público (CC0 Public Domain), procedentes de Pixabay.

2 thoughts on “Tendinopatía aquílea: definición, signos y síntomas”

  1. Apreciado Jorge, quiero felicitarlo por su excelente labor y su gran esfuerzo para mantenernos informados y actualizados, muchos exitos !!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *