Antiinflamatorios y lesiones, ¿sí o no?

AINE y lesiones

Esto va a ser una especie de guía para informarte de si los antiinflamatorios (hablaré de los no esteroideos, AINE) son buenos o no para diferentes lesiones según estudios científicos como son Non-steroidal anti-inflammatory drugs in sports medicine: guidelines for practical but sensible use de J A Paoloni y col. y Non-steroidal anti-inflammatory drugs for athletes: An update de J.-L. Ziltener y col. 

Como probablemente sabes, los AINE se utilizan para reducir la inflamación y el dolor. El problema es que, como todos los medicamentos, pueden presentar efectos secundarios que deberían hacer que te pares a pensar antes de decidir tomarlos. Los AINE interfieren en la función gástrica, renal, cardiovascular y hepática. Estos efectos secundarios suelen aparecer sobre todo cuando los AINE se toman de manera frecuente y durante períodos prolongados en el tiempo. Además, parece ser que los AINE, debido a que inhiben la respuesta inflamatoria, pueden tener un impacto negativo en el proceso de curación de las lesiones, ya que alteran el proceso de reparación natural.

Como medida preventiva, se recomienda limitar la duración de la administración a unos pocos días (no más de aproximadamente 1 semana), tomarlos con las comidas y tomar otro medicamento que reduce los efectos secundarios (normalmente omeprazol). Este otro fármaco también podría tener efectos secundarios. Este es el problema que normalmente te encontrarás, los medicamentos te ayudan por un lado y te perjudican por otro. El artículo Adverse effects of non-steroidal anti-inflammatory drugs (NSAIDs, aspirin and coxibs) on upper gastrointestinal tract de Sostres C y col. es un ejemplo de los posibles efectos adversos de los AINE.

En esta entrada me voy a centrar en las lesiones que más atañen a fisioterapeutas y deportistas.

AINE y lesiones de ligamentos

Diferentes estudios muestran cómo los AINE reducen la inflamación y el dolor cuando tienes una lesión de ligamentos. Digamos que te haces un esguince de tobillo y tienes una gran cantidad de inflamación y dolor, los AINE te ayudarán a combatir el dolor y la inflamación, lo que se traducirá en una mejora de la amplitud articular y capacidad de carga (más rápido retorno a la actividad). Estos efectos se encuentran con la administración del medicamento a corto plazo (3-7 diás).

La pregunta ahora sería si la meta debe ser recuperarte rápidamente o correctamente. Los ligamentos necesitan tiempo para curarse y la inflamación es parte del proceso de curación. Se cree que la alteración de este proceso mediante la toma de AINE podría causar problemas a largo plazo, como pueden ser inestabilidad y reducción del rango de movimiento articular (ver los artículo mencionados en el primer párrafo para más información). La pregunta sería ¿qué debemos buscar, una rápida vuelta a la actividad o una proceso de curación de calidad?

AINE y lesiones del tendón

En cuanto a los tendones, los AINE serían útiles si tienes, por ejemplo, tenosinovitis aguda (inflamación de la vaina, llamada la membrana sinovial, que rodea algunos tendones), pero no para las tendinopatías por sobreuso (de tendones sin vaina sinovial), ya que no presentan inflamación (como puede ser la tendinopatía aquílea).

Y de nuevo, “¿es beneficioso deshacerse de la inflamación?”. Los AINE son eficaces en la reducción del dolor a corto plazo, sobre todo en el hombro, la eficacia es menor para los codos, el tendón rotuliano y el tendón de Aquiles. No hay evidencia de que los AINE sean eficaces para el tratamiento de lesiones del tendón a largo plazo. Sin embargo, se sabe que el riesgo de efectos adversos se eleva. Además, los AINE permiten a los atletas volver a la actividad antes, por lo tanto, poner más estrés en los tendones y comprometer la curación del tendón a largo plazo.

AINE y lesiones óseas

Los AINE inhiben la formación de hueso mediante la alteración de la síntesis de prostaglandinas (compuestos lípidicos que derivan de ácidos grasos). Las prostaglandinas estimulan tanto la reabsorción ósea como la formación ósea. Los efectos nocivos de los AINE varían, dependiendo de la droga y el período de tiempo administrada. En varios estudios realizados se aprecia un retraso en la consolidación ósea tras fractura. Debido a estos efectos en la formación de hueso, se recomienda evitar los AINE por lo menos durante las primeras semanas después de una fractura. Analgésicos deberían ser suficientes para luchar contra el dolor. AINE tampoco deben ser utilizados en caso de fractura de estrés por las mismas razones.

AINE y lesiones musculares

Los AINE podrían ser una buena opción en caso de contusiones musculares profundas, ya que pueden desembocar en una miositis osificante (calcificación muscular). La razón se ha explicado previamente, los AINE alteran la síntesis de prostaglandinas y, por lo tanto, afectan a la formación de hueso. La evidencia sobre los AINE como método para impedir la aparición de la osificación heterotópica (formación de hueso en un sitio de tu cuerpo donde no debería haber hueso) se basa en la teoría de que “como los AINE muestran efectos positivos en la prevención de osificación heterotópica después de la sustitución protésica, podrían funcionar también para los músculos”.

Dejémoslo en un podría ser. También se cree que los AINE podrían prevenir las agujetas o DMAT (dolor muscular de aparición tardía) después de ejercicio excéntrico. Pero hay que tomar antiinflamatorios antes de hacer ejercicio lo que enmascararía una posible lesión. No estoy seguro de dónde está la ventaja aquí. También se puede leer que no es recomendable la toma de AINE en la fase aguda de los desgarros musculares.

Conclusiones

Lo sé, todo lo anteriormente dicho es un puro lío. No quiero que te aburras, por lo que a continuación te dejo un breve resumen que hace que todo sea algo más claro.

  • AINE “NO”: fracturas, fracturas por estrés.
  • AINE “probablemente no beneficiosos”: tendinopatías por sobreuso, desgarro muscular en fase aguda.
  • AINE “podrían ayudar”: contusiones musculares profundas, esguinces agudos, tenosinovitis aguda, agujetas, artropatía inflamatoria, pinzamientos ( de nervios o de tejidos blandos), afecciones degenerativas articulares.

Ten en cuenta que la duración del tratamiento debe ser siempre lo más corto posible, teniendo en consideración la lesión específica, el nivel de la disfunción y de dolor, como se puede leer en Non-steroidal anti-inflammatory drugs for athletes: an update de Ziltener JL y col. A largo plazo, los AINE no parecen ser buenos en ningún caso.

Por otro lado cabe destacar el reciente estudio Topical NSAIDs for acute musculoskeletal pain in adults de Derry S y col. en el que nos hablan del efecto positivo del uso tópico de los AINE en la lucha contra el dolor en lesiones agudas, el cual es parejo al del uso oral pero con mínimos efectos adversos. Por lo tanto, probablemente el uso tópico de los AINE es una mejor opción.

Si lo que queremos es un efecto analgésico, el paracetamol parece dar buenos resultados y suponer un menor riesgo (esto no significa que no tenga efectos secundarios).

¿Crees que me he dejado algo en el tintero? Deja un comentario.

Si quieres leer esta entrada en inglés sigue el enlace Anti-inflammatories and injury: yes or no?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *