Mr internet dice…, no me vale

Inicio » Artículos » Mr internet dice…, no me vale

No tienes más que abrir el buscador de tu ordenador e introducir los términos correspondientes a la información que deseas buscar, para encontrar miles y miles de páginas que guardan relación directa o indirecta con lo que buscas. El problema con esto es que muchos asumen que la información que encuentran es veraz y esto dista mucho de la realidad. He leído (y mucho) en internet contenido en diferentes idiomas y de diferentes profesionales de la salud, principalmente fisioterapeutas; además de revistas digitales especializadas principalmente en deporte y más concretamente en «running».

Tras contrastar información me doy cuenta de que más del 90% de la información de internet, referente a fisioterapia y lesiones en «running» (por poner un ejemplo), está más que desfasada, lo que traduzco en que es de baja calidad (algo parecido a lo que les pasa a ciertos profesores de la universidad, ups, se me escapó).

Hoy en día es muy fácil acceder a toneladas de información en todos los ámbitos posibles del conocimiento y «desconocimiento». Lo importante es saber qué es información y qué es «desinformación». Estamos en un momento de cambio, en un momento en el que el «es así porque sí» ya no vale. Es por esto que te voy a dar una serie de consejos que creo que te van a ser de mucha ayuda, para poder discernir si la información que buscas en internet es de confianza. Te voy a hablar tanto desde mi rol como fisioterapeuta como en base a mis estudios de marketing digital y redes sociales.

Normalmente nos gusta que nos digan como solucionar nuestros problemas de forma rápida y sencilla y me temo que eso normalmente no es posible. Si lees blogs de fisioterapia que afirmen cosas con rotundidad, duda. Ni siquiera los investigadores, que son los que más saben de evidencia en su campo, se atreven a hacer esto. Si lees diferentes revistas digitales (no voy a ser malo y decir nombres), por ejemplo de «running», nos encontramos con que todas tienen la solución a las lesiones más frecuentes en corredores, como pueden ser la fascitis plantar, la tendinopatía aquílea o el síndrome de la cintilla iliotibial. La realidad es que ni siquiera los investigadores con más renombre son capaces de afirmar con rotundidad cuáles son los tratamientos más adecuados. Lo interesante es que estas revistas tienen decenas de miles de seguidores, los cuáles están leyendo una información de baja calidad, simplemente por desconocimiento. Además, es bastante curioso el hecho de que hay veces que me da la sensación de que unas revistas copian a otras, lo que lleva a que tengan el mismo «gran contenido».

Un gran número de seguidores no implica calidad, en muchos casos. Quédate con esta afirmación: «mucho no significa bueno». Somos como las ovejas, seguimos al rebaño y, por desgracia, el rebaño se pierde en su camino a casa.

El aparecer en las primeras posiciones en los resultados de tu buscador (llamémosle, por ejemplo, google) no implica ser de buena calidad. Simplemente escribe en tu buscador «tratamiento de…» y te puedo asegurar que los primeros sitios web y blogs (que suelen ser los más leídos) que aparezcan en la búsqueda van a tener una información desfasada y, por consiguiente, de poca calidad. Hay varias maneras de estar en las primeras posiciones del buscador: pagando a Mr Google, teniendo contenido de calidad (y en cantidad), estando presente en las redes sociales y otras páginas web o blogs con mucho peso; los años de antigüedad ambién juegan un papel. Aparte de estas posibilidades, siempre hay gente que con «malas artes» puede mejorar la posición de las páginas web en los buscadores. A todo este rollo que te estoy contando se le llama SEO (del inglés «search engine optimization») y es algo que todos los fisios deberían tener presente para que las páginas web de sus clínicas aparezcan muy arriba en los buscadores.

Nota de interés: sí, te conviene escrbir artículos en blogs, ¿por qué?… fácil, si tienes una clínica, el tener un enlace en un blog con muchas visitas va a aumentar tu visibilidad (muchos posibles pacientes te verán), va a mejorar la posición del sitio web de tu clínica en los buscadores y, al mismo tiempo, es tu propia carta de presentación. Así que no dudes en darme un toque si quieres escribir algo para mi blog y así ayudar a tu clínica a estar bien arriba en los buscadores de internet (ahí lo he «colao» como el que no quiere la cosa).

Por favor, cuando leas un artículo en un blog, cerciórate de que la información que lees está basada en estudios científicos de calidad.  El que aparezcan referencias bibliográficas al final del texto no implica que el contenido sea de calidad. Te voy a poner el ejemplo de una situación personal que se dio el otro día. Estando de viaje, tuve una conversación con una chica australiana que estaba muy interesada en nutrición y tenía muchas teorías sobre lo que era comer sano. En un momento dado mencionó el nombre de un doctor en el que basa toda su dieta y le dije que si podía compartir conmigo dicha información. Me mostró un vídeo con muchos colores llamativos y un artículo de una página web. Lo primero que hice fue irme a leer las referencias. Entre ellas había páginas web de dudoso valor y referencias a artículos científicos que mucha gente tomaría por buenos al leer el título, pero la realidad es que, al leer los artículos enteros, te dabas cuenta de que lo que decían era totalmente opuesto a lo que el doctor mencionado con anterioridad escribió. Esto se lo hice ver a la chica australiana y ella me miró con cara de «ups, me has echado por tierra mi dieta». En resumen, mira que los artículos tengan referencias bibliográficas y que éstas sean reales y de estudios de relevancia.

Vídeos con muchos colores y llamadas de atención, del tipo americanos vendiendo electroestimuladores… no, por favor. La calidad normalmente va acompañada de seriedad y habitualmente con un aspecto/diseño sencillo.

Otro punto a destacar, para el que lo desconozca, es que la información de la Wikipedia, principalmente en su versión en español, deja mucho que desear. No son muchas las personas de habla hispana que estén dispuestas a mejorar la información de la Wikipedia de forma desinteresada y esto hace que esta plataforma sea, bajo mi punto de vista, bastante pobre tanto en cantidad como en calidad.

Otra cosa que te quiero transmitir es que para ser un fisio adaptado a los tiempos que corren y estar al día en cuanto a novedades y actualidad, es un «must» estar en las redes sociales. En la entrada Soy fisio, ¿tengo que estar en las redes sociales? te hablo de esto en más detalle.

Photo of author

Jorge Rodríguez

Fisioterapeuta, Máster en Digital Health (cum laude) en Tallinn University of Technology, Miembro del Health and Care Professions Council (HCPC), Experto en Ejercicio Terapéutico y Experto en Redes Sociales. Creador y editor de lafisioterapia.net y FisioComunidad. Apasionado de la divulgación en Fisioterapia y la promoción de la salud, con especial interés en las herramientas digitales como vía para la mejora de la calidad de vida.

2 comentarios en «Mr internet dice…, no me vale»

Los comentarios están cerrados.