Factores a tener en cuenta en la vuelta al ejercicio

Cuándo volver a la actividad

Hay muchos blogs donde puedes leer el camino a seguir para volver a la práctica deportiva (vuelta al ejercicio) después de una lesión, he querido aportar mi granito de arena al respecto y aquí te dejo la información que necesitas, explicada mediante unos consejos que no ocupan más de unos pocos párrafos. Entiendo que todos busquemos la manera más corta y fácil de encontrar respuestas a nuestros problemas. Hoy en día, estamos demasiado ocupados para dedicar tiempo a leer largos artículos. En esta entrada te voy a mostrar una serie de factores que tu fisioterapeuta debe tener en cuenta antes de que regreses a tu actividad normal (tu deporte). Espero que esta entrada te sirva para tener conciencia de lo difícil que es dar una receta y de lo complicado del papel del fisioterapeuta, médico y/o preparador físico.

Voy a dividir estos factores en 3 grandes grupos:

1. Estado de salud

2. Riesgo

3. Cambio de decisión

Estado de salud

La curación de los tejidos se puede predecir, aunque es necesario manejar una gran cantidad de información que tiene que ver con aspectos individuales:

  • Síntomas:

Los síntomas nos van a guiar en este proceso, ya que si están presentes, significará que el problema sigue ahí. Por ejemplo, la rigidez por la mañana cuando tienes tendinitis de Aquiles.

  • Signos:

Podrían ser también una guía para asegurarse de si es el momento de volver a hacer ejercicio. Podríamos comparar la fuerza y el rango de movimiento de la persona antes de la lesión y en el momento actual.

  • Edad y sexo:

El efecto placebo hace pensarLa edad y el sexo de la persona influirán en el tiempo de recuperación debido a factores hormonales y relacionados con la edad. Por ejemplo, un hombre de 60 años de edad necesita más tiempo para recuperarse de una lesión que un hombre de 25 años de edad. Además, las mujeres y los hombres tienen diferentes tiempos de recuperación, ya que las hormonas y la cantidad de ellas son diferentes en cada sexo.

  • Potencial severidad:

Es necesario tener en cuenta que cada tipo de tejido tiene un tiempo de recuperación diferente. Un esguince de tobillo se cura antes que un hueso roto.

  • Historia médica personal:

Te ayudará a entender el daño actual, así como el tiempo de recuperación necesario. Por ejemplo, hay que distinguir entre las lesiones recurrentes y las que ocurren por primera vez (por lo general tienes que tener más cuidado con las lesiones recurrentes). Además, la historia clínica podría predisponer a diferentes lesiones y nos hará comprender un poco mejor de dónde viene la lesión. Un ejemplo son las lesiones tendinosas en pacientes diabéticos, debido a su pobre circulación sanguínea.

  • Pruebas de laboratorio:

Scanner, ultrasonido, resonancia magnética y así sucesivamente, nos pueden dar información sobre la fase en la que se encuentra el proceso de curación.

  • Pruebas funcionales:

Hay miles de pruebas funcionales, por lo general serán realizadas por tu fisio, que pueden dar información útil sobre tu estado actual (fuerza, rango de movimiento, propiocepción, etc.)

  • Estado psicológico:

El miedo y la ansiedad están asociados con un mayor riesgo de recurrencia de lesiones, así como los efectos negativos en el rendimiento.

Riesgo

  • Deporte:

Obviamente, no es lo mismo ser nadador que corredor o ciclista.

  • Posición:

Si hablamos de fútbol (o soccer, para que me entiendan los lectores de Estados Unidos), por ejemplo, no es lo mismo ser portero que delantero. Lesiones en las manos afectan más el rendimiento de los portero mientras que lesiones en las piernas serán más restrictivas para los delanteros.

  • Dominancia:

Imaginemos que eres un jugador de tenis diestro y tienes un esguince en la muñeca derecha. Es obvio que esto va a afectar tu regreso a la actividad más que si la muñeca lesionada fuera la izquierda.

  • Nivel:

Generalmente, en deportes de alto nivel, se te va a exigir una recuperación más rápida y esto puede traducirse algunas veces en un mayor riesgo de volver a lesionarte.

  • Protección:

Para algunas lesiones, una buena protección puede permitir que puedas volver a tu deporte antes. Un ejemplo podría ser la típica la máscara que utilizan algunos deportistas para proteger lesiones en la cara (por ejemplo, los jugadores de la NBA o porteros de fútbol).

Cambio de decisión

  • Época del año:

Dependiendo del momento del año (por ejemplo, fuera de temporada), tal vez no sea necesario volver a tu deporte de forma rápida y esto significa que puedes tomártelo con más calma y el riesgo de una nueva lesión será menor. Por lo tanto, la decisión del fisioterapeuta será diferente.

  • Presión:

El paciente puede ejercer presión sobre el fisioterapeuta porque quiere volver a su deporte enseguida. Además, el paciente podría tener la presión de su equipo, ya que podría estar recibiendo dinero sin jugar y el equipo lo necesita, ya que quizás sea una pieza importante del equipo. Los patrocinadores, aficionados, entrenador y así sucesivamente, pueden ser una fuente de presión también.

  • Enmascaramiento de la lesión:

Puede aumentar el riesgo de una nueva lesión si tomas medicamentos que enmascaren el dolor y/o inflamación. Esto es muy arriesgado, ya que no te das cuenta de que estás empeorando la situación. Lee estos dos artículos para entender mejor de lo que estoy hablando: Antiinflamatorios, ¿sí o no? y ¿ AINE ?, sé sensato.

  • Conflicto de intereses:

He vivido esto y no me gusta. Sucede cuando se trabaja para un equipo y ponen presión sobre ti para que el jugador vuelva a jugar tan pronto como sea posible y tú sabes que el jugador no debe jugar. El club podría no estar muy contento contigo y tu posición en el equipo podría llegar a ser un poco incómoda. Para mí la salud del jugador y la sensatez son más importantes que la cuenta bancaria del club.

  • El miedo a las denuncias:

Lamentablemente, hoy en día, unas personas demandan a otras con mucha facilidad y esto hace que los fisios seamos a veces más cautos de lo necesario, lo que podría traducirse en que el paciente vuelva a su actividad más tarde de lo que debería.

Puedes encontrar información relacionada con este tema en este documento Return-to-Play in Sport: A Decision-based Model de Creighton y col.

Los comentarios son siempre bien recibidos, ya que son una pieza importante en el éxito de este blog. Así que no dudes en dejarme tu opinión.

2 thoughts on “Factores a tener en cuenta en la vuelta al ejercicio”

  1. Gracias compañero; tus últimas entradas van muy encaminadas en mi actual interés en el estudio de la lesión de LCA. Eres un referente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *