¿ AINE ? Sé sensato

AINE para las lesiones

Esta es la segunda vez que voy a hablarte de los antiinflamatorios en el deporte. La primera entrada sobre este tema  Anti-inflamatorios y lesiones, ¿sí o no? era acerca de su efectividad para cada tipo de tejido lesionado (músculos, ligamentos, huesos y tendones). Estoy bastante seguro de que éste es un tema muy interesante para cualquier persona, ya que todos hemos tomado antiinflamatorios en algún momento de nuestra vida (de hecho los tomamos constantemente, ¿cuántas veces al mes tomas ibuprofeno?). Hoy voy a hablarte de los antiinflamatorios no esteroideos (AINE), ya que son los más comúnmente tomados por deportistas y la población en general. En realidad, son uno de los medicamentos más recetados en el mundo, según este estudio de 2009 Adverse effects of non-steroidal anti-inflammatory drugs (NSAIDs, aspirin and coxibs) on upper gastrointestinal tract de Carlos Sostres y col.

Se supone que los AINE se toman para reducir el dolor y la inflamación, pero el problema es que, incluso sabiendo que funcionan bastante bien para algunas lesiones (por funcionar bien me refiero a la reducción de la inflamación y el dolor, que no significa necesariamente que sea bueno), también presenta efectos secundarios. Para algunas lesiones AINE parecen ser buenos a corto plazo, pero nunca en el largo plazo. El problema es que son muy fácil de conseguir, por ejemplo, en Inglaterra no tienes más que ir al supermercado y los puedes comprar como el que compra chicles.

Hoy en día, los deportistas toman AINE regularmente para continuar ejercitándose cuando se lesionan (si es una lesión leve cuyo dolor se enmascara con AINE), e incluso como medida preventiva. Además, los deportistas toman AINE para acelerar su retorno a la actividad después de una lesión. Echa un vistazo a este artículo Practical management: nonsteroidal antiinflammatory drug (NSAID) use in athletic injuries de Mahallo CJ y col. y este otro Pain medications in the locker room: to dispense or not de Smith BJ y col.

Lo que más miedo me da es que algunas personas toman AINE a diario. ¿Dolor? La respuesta es anti-inflamatorios. ¿Mucho tiempo sin hacer ejercicio y el dolor después éste? Una vez más antiinflamatorios. ¿Leve dolor de cabeza? Antiinflamatorios. ¿Duro entrenamiento el cuál crees que podría causarte dolor? Antiinflamatorios antes del entrenamiento. Todo esto es una locura y un sinsentido.

Ahora, antes de continuar, me gustaría que vieras esta entrevista de la BBC a un médico de la FIFA, que estoy seguro que encontrarás muy informativa e interesante y te ayudará a entender un poco más lo que quiero hacerte ver con esta entrada.

Hay quien piensa que el único efecto secundario de los AINE es dolor de estómago y problemas de riñón. Esto se aleja de la realidad. Estudios recientes muestran que los efectos nocivos de los AINE van mucho más allá, que afectan a prácticamente todos los sistemas del cuerpo (si no todos). Los AINE tradicionales no sólo reducen la respuesta inflamatoria, sino que también presentan efectos secundarios como los mencionados antes a nivel gástrico (estómago) y renal (riñón), además de daños a nivel cardiovascular hepático y metabólico (entre otros). Además, parece cada vez más evidente que los AINE, ya que inhiben la respuesta inflamatoria inicial, pueden tener un impacto negativo en el proceso de reparación, ya que alteran el proceso de curación natural de la lesión.

Bueno, ahora mi pregunta es: “¿deben los profesionales de la salud recomendar a los deportistas tomar AINE para fomentar la vuelta temprana a la actividad o debemos recomendar no tomarlos para evitar efectos AINE en el deportesecundarios a largo plazo? Estoy seguro de que todo el mundo elegiría la segunda opción.

Pero qué pasa si te te digo que te imagines que trabajas de médico o fisioterapeuta para un importante club de fútbol, ​​digamos Barcelona o Manchester United. Tendrías tanta presión de la gente importante (presidente y otros hombres de negocios) que probablemente le recomendarías AINE a los jugadores y el club te lo agradecería, porque los jugadores estarían disponibles antes. El fútbol es negocio y el negocio no entiende o no quiere entender de los efectos adversos de los AINES (o cualquier otra medicación) a largo plazo. Sí, tienes razón, los futbolistas reciben mucho dinero (más de lo que deberían, pienso yo) y supongo que ese dinero paga también el que se expongan a estas situaciones (no hay dinero en la Tierra que pueda pagar tu salud).

Como medida preventiva, se recomienda limitar la duración de la toma de AINE a unos pocos días (no más de aproximadamente 1 semana), tomar los AINE con las comidas y tomar otro medicamento que reduzca los efectos secundarios (omeprazol, normalmente, con sus correspondientes efectos secundarios también).

Otra forma de reducir los efectos secundarios de los AINE es mediante la aplicación tópica (a través de la piel, en gel). Ésta es una alternativa que, si te soy honesto, siempre pensé que era un engaño (por aquello que siempre se ha dicho de que la piel no absorbe las cremas o gels como las compañías nos querían vender), pero al parecer la investigación demuestra que yo estaba equivocado como puedes leer en Topical NSAIDs for acute pain in adults de Massey T y col.(2010) y Topical NSAIDs for acute musculoskeletal pain in adults de Derry S y col. (2015) donde nos hablan de cómo el uso tópico de los AINE en la lucha contra el dolor en lesiones agudas parece ser efectivo y presenta mínimos efectos adversos.

Conclusión

Antes de nada, decir que en ningún caso quiero hacerte pensar que estoy en contra de los AINE, sino de su uso demasiado frecuente. Esto es una llamada a la atención para que hagas un uso sensato, no una batalla en contra de los AINE. La prescripción (generalmente autoprescripción) de AINE es demasiado frecuente. Creo que hay dos razones: la ignorancia y tal vez el tema económico y la facilidad para acceder a ellos.

En mi opinión, el punto más importante aquí es que seas consciente de los efectos secundarios que podrías experimentar al tomar estos medicamentos. Luego, es tu decisión, si quieres deshacerte del dolor y la inflamación, tan pronto como sea posible para poder volver a tus entrenamientos, sabiendo que podrían tener efectos secundarios a largo plazo o si, por el contrario, prefieres tomarte más tiempo para recuperarte y asegúrarte de que el resultado será más saludable. Además, hay otras vías para luchar contra el dolor e inflamación de manera más natural: la nutrición (búscate un buen nutricionista especializado en el deporte y seguro que te puede informar).

Del estudio Non-steroidal anti-inflammatory drugs for athletes: An update de J.-L. Ziltener y col. he sacado este párrafo que seguro que encuentras interesante: “Estos resultados recientes plantean una cuestión “ética” en la práctica clínica: ¿los médicos deben sólo tener en cuenta el efecto analgésico a corto plazo de los AINE con el fin de promover la mejora inmediata en el rendimiento o sería mejor hacer hincapié en las posibles consecuencias perjudiciales a largo plazo de su uso? “

Aquí te dejo unas preguntas que creo que deberías hacerte:

  • “¿Recuperación rápida o recuperación de calidad?”
  • “¿No sería paracetamol una mejor elección, ya que también es un analgésico, pero con menos efectos secundarios y sin interferir en el proceso inflamatorio?”

Sé sensato y si decides tomar AINE, recuerda, siempre la dosis mínima efectiva y la duración más corta posible, teniendo en cuenta la lesión específica, nivel de disfunción y dolor. A largo plazo, el rápido retorno al deporte es probable que sea en detrimento de la curación de buena calidad.

Las fotos son dominio público de Pixabay.

4 thoughts on “¿ AINE ? Sé sensato”

    1. Hola Santi, yo personalmente no la uso. Si nos basamos en la evidencia, ésta es bastante pobre. Sin embargo, hay guías de tratamiento que la incluyen como comento en Tratamiento del whiplash. En un futuro no muy lejano, escribiré una revisión sobre todos los estudios que encuentre y la publicaré en el blog, para que así tengamos todos referencias. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *