Nuevo músculo descubierto… ¡será posible!

Nuevo musculo descubierto

Sí, has leído bien, han descubierto un NUEVO MÚSCULO, el tensor del vasto intermedio (TVI). ¡Será posible! Nosotros peleándonos día sí y día también sobre la evidencia por aquí y la evidencia por allá y resulta que ni siquiera conocemos todas las estructuras de las que está compuesto nuestro “dichoso” cuerpo.

Aparentemente, hay un nuevo músculo entre el vasto intermedio y el vasto lateral (externo) del cuádriceps (músculo de la zona anterior del muslo). Esto también quiere decir que el cuádriceps (cuatro cabezas) pasaría de tener cuatro partes (vasto medial/interno, vasto lateral/externo, vasto intermedio y recto femoral) a tener cinco partes o vientres musculares (cabezas). ¿Deberíamos cambiarle el nombre? ¿Quizás quíncuaceps, pénticeps o cíncuaceps? Suenan, cuanto menos, un poco raro.

¿De dónde viene la información?

El estudio del que te estoy hablando es A newly discovered muscle: The tensor of the vastus intermedius (2016) de Grob K y col. En este estudio se examinaron 26 cadáveres y encontraron que el anteriormente nombrado, tensor del vasto intermedio, era independiente a los demás vientres musculares, teniendo su propio nervio y arteria (ramificaciones de un nervio y una arteria). Al parece, este vientre muscular estaría inervado por el nervio femoral e irrigado por la arteria femoral circunfleja lateral, que es una rama de la arteria femoral profunda.

La función del tensor del vasto intermedio sería, como su nombre indica, tensar la aponeurosis (cubierta del músculo) del vasto intermedio del cuádriceps y “medializar” (dirigir hacia medial/hacia dentro) la acción de dicho músculo. De esta manera se convierte en el segundo tensor del muslo, junto con el tensor de la fascia lata.

Te presento al susodicho flamante nuevo músculo, el tensor del vasto intermedio (tensor vastus intermedius):

Tensor vastus intermedius muscle

De Athikhun.suw (Own work) [CC BY-SA 4.0], vía Wikimedia Commons

*Nota: en la foto se ha suprimido el recto anterior del cuádriceps para poder ver el músculo tensor del vasto intermedio con más claridad.

Parece no ser tan “nuevo músculo”

Dado que me parecía un poco extraño que a estas alturas se descubriera un músculo, me he dispuesto a hacer indagaciones y, efectivamente esto no es tan nuevo como dicen, algo se había hablado en el pasado sobre la presencia de un quinto componente del músculo cuádriceps, pero no se había descrito ni ilustrado en libro alguno. Fue en 1990, en el estudio Morphological variations of the human vastus lateralis muscle de P L Willan y col.

Siguiendo los pasos del “nuevo” ligamento

Ya pasó también algo parecido en 2013, cuando una infinidad de artículos de diferentes medios nos hablaron del descubrimiento de un nuevo ligamento en la rodilla, el ligamento  anterolateral (LAL). Medios de muchos países llenaron sus periódicos con la noticia, como puedes leer en Descubren un ligamento de la rodilla hasta ahora desconocido de ABC.esDescubren un ligamento oculto en la rodilla de BBC Mundo (eso de “oculto” me hace mucha gracia, ¿el ligamento se estaba escondiendo de nosotros?)New ligament discovered in knee, Belgian surgeons say de BBC news o Surgeons Discover New Ligament In Human Knee  de Sky News. Esta noticia hacía referencia al artículo Anatomy of the anterolateral ligament of the knee de Claes S y col.

Tras buscar un poco más de información al respecto, pude comprobar que este “nuevo” ligamento fue mencionado por primera vez por el Dr. Paul Segond, quien en 1879 hipotizó con la posible existencia de un ligamento desconocido en la rodilla. Puedes comprobarlo en Recherches cliniques et expérimentales sur les épanchements sanguins du genou par entorse  (lo siento, está en francés, pero se entiende bastante bien).

Si quieres más información sobre este ligamento del que te hablo, échale un ojo a The new ligament or not so new.

Espero que hayas encontrado de interés la información de esta entrada y no dudes en compartirla, de manera que llegue amás gente.

La foto de cabecera es dominio público de Pixabay.

2 thoughts on “Nuevo músculo descubierto… ¡será posible!”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *