Things you must know about dermatome maps

Amor-odio… y dermatomas

Tengo que admitir que no soy imparcial: siempre he odiado el mapa de los dermatomas. Cuando estudiaba fisioterapia, simplemente nos dijeron que teníamos que memorizarlos. Sin preguntas (¡claro, estoy hablando de hace más de una década!). ¡Ni siquiera sabía que no solo existían varias versiones de estos mapas, sino que también contenían información contradictoria! Recuerdo…