La Fisioterapia me pone triste

El fisioterapeuta triste

Podría decir que estoy cansado, que estoy cabreado, que no quepo en mí del asombro (negativo)… Pero, ya he llegado al punto de tristeza, a ese punto en el que te vienes un poco abajo y casi das por perdido aquello que te propones (he dicho casi, me queda cuerda para rato y estoy convencido…