Tratamiento clave del whiplash

Jirafa con whiplash tras accidente

Este es un artículo que he querido escribir porque estoy seguro que va a ser de gran utilidad para muchos de vosotros. El whiplash o latigazo cervical suele ser una dolencia que afecta a mucha gente y que es causa de largos periodos de ausencia laboral debido a lo mucho que puede afectar nuestra vida diaria.

Hoy en día, un alto porcentaje de mis pacientes son personas con latigazo cervical o whiplash. A partir de ahora voy a hablar de forma más general usando el término WAD (del inglés “whiplash associated disorders”, lesiones asociadas al whiplash), ya que el whiplash no sólo afecta a las cervicales sino a cualquier otra parte del cuerpo. Me he dado cuenta con el paso del tiempo que el principal obstáculo en la recuperación de pacientes con whiplash es la falta de información que les lleva a tener miedo a hacer algo que pueda empeorar su estado.

“¿Qué harías tú si tuvieras un accidente de coche y te dolieran el cuello y las lumbares? ¿No te parece decansar es la idea más sensata?” Muchas personas que han tenido un accidente, no se mueven en absoluto, porque piensan que el descanso hará que su cuello y lumbares mejoren y porque el movimiento generalmente va acompañado con dolor. Bueno, no están totalmente equivocados, el movimiento podría significar dolor, sin embargo, también significa una recuperación más rápida.

Después de leer diferentes guías de tratamiento basadas en evidencia científica y basándome en mi experiencia personal, puedo afirmar que hay algo que está más que claro “el movimiento es el tratamiento clave para “WAD”, latigazo cervical, whiplash y cualquier nombre que se le quiera dar a las lesiones asociadas a un accidente”. Aquí te dejo el enlace a otras 2 entradas de este blog que hablan del movimiento: Movimiento, la obviedad obviada y Doctor, dile que se mueva.

Siempre me gusta hablar de casos reales, así que vamos a ello: hombre (llamémosle, por ejemplo, Lucas), 25 años, accidente de tráfico, dolor en el hombro izquierdo, radiografías sin hallazgos. Lucas entra a mi consulta con el brazo izquierdo pegado al cuerpo e inmóvil, sin cabestrillo pero como si lo tuviera . Mi primera pregunta fue: “¿Por qué no mueves el brazo, Lucas?” la respuesta fue “porque si lo muevo me duele mucho”.

En esta situación es cuando el fisioterapeuta o médico debe decirle al paciente que debe mover el hombro y que eso no va a significar un empeoramiento de su estado. Sé que es muy fácil de decir cuando uno no es el que está padeciendo el dolor, pero voy a decirte cuál fue el resultado obtenido y verás que ese dolor valió la pena. Volví a ver a Lucas en una semana y la movilidad de su hombro casi había vuelto a la normalidad y Lucas afirmaba que el dolor había disminuido en un 60%. Nótese que no le traté en absoluto, sólo le aconsejé mover el hombro (para algunos, esto sería tratamiento, de hecho en Inglaterra es el tratamiento).

Ahora, te voy a decir de forma resumida el tratamiento ideal para el whiplash. Lo dividiremos en tres fases: fase aguda, subaguda y crónica:

 Fase aguda (hasta 2 semanas después de la lesión)

  • Movilización manual: Esta sería llevada por el fisioterapeuta. Consiste en el movimiento de diferentes estructuras para relajar los tejidos y aumentar el rango de movilidad de sus articulaciones.
    El ejercicio activo: Se refiere a ejercicios suaves que el paciente tendrá que realizar. Estos ejercicios ayudarán a reducir el dolor y a aumentar la movilidad.
  • TENS (estimulación nerviosa eléctrica transcutánea): Sí, suena como algo muy complejo y extravagante, pero la realidad es que es básicamente un dispositivo que produce corriente eléctrica que estimula los nervios para reducir el dolor. Existe bastante controversia en cuanto al beneficio de los TENS para paliar el dolor. Las guías que he consultado lo incluyen, pero no le dan un valor fundamental en el tratamiento, la evidencia no es relevante.
TENS para el dolor por whiplash

TENS. Foto Copyright © 2008 Yeza, available under cc by-sa 3.0 license

 

Fase subaguda (entre 2 y 12 semanas después de la lesión)

  • Manipulaciones y movilizaciones. Las manipulaciones se definen como movimientos de rápida ejecución y corta amplitud. Seguro que si te digo que son esas técnicas en las que “crujes” me entiendes mejor. Las movilizaciones ya las he descrito en la fase aguda.
  • Prescripción de ejercicios. Principalmente ejercicios de movilidad para reducir la rigidez del paciente, así como para ganar movilidad articular con su consecuente mejora de funcionalidad.
  • Consejo postural. Este apartado los recogen las guías especializadas aunque la realidad es que la bibliografía en torno a al tema de la postura y su relación con diferentes lesiones es pobre.
  • Apoyo psicológico. Este se podría incluir en cualquiera de las fases del tratamiento, ya que en muchos casos el paciente experimenta ansiedad y pensamientos negativos asociados al accidente que ha tenido.
  • TENS (mencionado con anterioridad).
  • Técnicas de tejido blando, como el masaje. No hay gran cantidad de estudios apoyando esto, pero mi propia experiencia me dice que puede ser de gran ayuda en muchos casos.

Fase crónica (más de 12 semanas después de la lesión)

  • Manipulaciones y movilizaciones.
  • Prescripción de ejercicios.
  • Muchos profesionales también aplican acupuntura, kinesiotaping, termoterapia (terapia de calor) y/o ultrasonido para el tratamiento, pero la realidad es que no hay evidencia que apoye o rechace tales tratamientos.

El tratamiento que mejor me ha funcionado en mi clínica es, sin lugar a duda, los ejercicios, junto con la terapia manual, la aplicación de kinesiotaping y la aplicación de calor por parte del paciente en casa. Es importante tener en mente que no hay un tratamiento que funcione para todos los pacientes, así como no hay dos lesiones iguales.

Bajo mi punto de vista, el efecto placebo juega un papel importante en muchos tratamientos y no olvides que es fundamental transmitir confianza al paciente para que pierda el miedo a moverse, un porcentaje alto del tratamiento es la correcta interacción fisioterapeuta/paciente (siempre cercano y amable).

Esto no viene mucho a cuento, pero me encontré con la foto de cabecera haciendo una búsqueda en internet y lo siguiente me vino a la cabeza “vaya marrón tiene que ser para una jirafa tener un latigazo cervical”, ¿estáis de acuerdo conmigo?

La información recogida en esta entrada se encuentra en el postal la CSP (Chartered Society of Physiotherapy-lo que viene a ser el colegio de fisios del Reino Unido) y la única forma de tener acceso es siendo uno de sus miembros, de ahí que no añada ningún enlace a esta entrada.

Espero tus comentarios y preguntas. Si quieres acceder a la versión en inglés de esta entrada haz clic en Key treatment for whiplash? de The Physical Therapy Blog.

Foto de cabecera: dominio público (CC0 Public Domain), procedente de Pixabay.

4 thoughts on “Tratamiento clave del whiplash”

  1. Buenos días, Jorge.
    Va a parecer una tontería de pregunta, pero ¿qué formación reciben en Inglaterra? ¿Trabajan con algún concepto en particular?
    Buena web.

    1. Buenos días. Todas las preguntas son buenas. Principalmente razonamiento clínico. Maitland, Mackenzie, … Un poco de todo lo que se va estudiando ahora por aquí. También tienen muy presente la educación sobre el dolor y tratan de basar todo tratamiento en la evidencia. Un saludo.

  2. Eres un grande! Estoy a punto de ir al fisio porque me ha dado esta noche un latigazo del carajo (me dan habitualmente varios todos los años) y llevo todo el día con un mosqueo y dolor, teniendo que cuidar de mi hija de 1 año, lo cual lo hace si cabe más molesto. Me has sacado una sonrisa con lo de la jirafa 🙂 A ver qué tal los fisios en Australia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *