Tras la resonancia… el dolor empeoró

Dolor y cerebro

Esta entrada es una llamada a la reflexión, una información valiosa para todos aquellos que somos pacientes y/o profesionales de la salud. Aquí te voy a mostrar lo que muchos profesionales de la salud sabemos, aunque no siempre hablamos de ello con los pacientes y, al mismo tiempo algo que los pacientes (la gente de la calle) desconoce. Considero que lo que te voy a exponer aquí es muy importante porque puede influir positivamente en tu estado de salud.

A modo resumen, lo que te voy a decir en esta entrada es que los resultados de las radiografías y resonancias, en una gran cantidad de casos no implican gran cosa. Sí, estoy diciendo lo que crees que estoy diciendo, deja de preocuparte de que en una resonancia magnética te han detectado protusiones, hernias, artrosis y demás, porque eso quizás no implique nada.

Voy a explicártelo de manera entendible, como a mi me gusta, con un ejemplo. He aquí una reflexión que me he sacado yo de la manga: probablemente, a veces, tener seguro privado sea peor que público (sin generalizar). ¿Explicación? Caballero que va a su médico por un dolor de espalda, más concretamente dolor de lumbares. El médico del servicio público, descartará las famosas “red flags” (puedes leer más sobre este tema en ¿Cuándo preocuparte por un dolor lumbar? y ¿Cuándo preocuparte por un dolor cervical?, le recetará antiinflamatorios y, con un poco de suerte (si el médico está al día en cuanto a tratamientos se refiere), ejercicio (movimiento). Este caballero probablemente mejorará con el paso del tiempo y dependiendo de infinidad de factores que debemos tener en cuenta (trabajo, entorno, estrés, historia clínica, etc.). Si este mismo caballero tiene seguro privado y va a su especialista directamente, el tratamiento será el mismo, pero el médico podría pedir que se haga una resonancia magnética o una radiografía “para curarnos en salud y quedarnos más tranquilos” diría el médico. La evolución del caballero sería la misma, pero una vez que llegan los resultados de la resonancia se da lo siguiente: Nueva visita del paciente para saber los resultados de la resonancia, el paciente no tiene dolor de espalda en esteMudulación del dolor momento, problema superado. El médico le informa al paciente de que se puede apreciar que hay degeneración en las vértebras de la zona lumbar y dos protusiones discales (abombamiento del disco que hay entre las vértebras). El paciente pasa de estar tranquilo porque su dolor ha desaparecido, a preocuparse por los hallazgos de la resonancia. ¿Resultado? El paciente empieza a sentir dolor al día siguiente, el cual empeorará paulatinamente y el paciente comunicará a su familia que el dolor es debido a que sus lumbares están bastante mal, como refleja una resonancia magnética.

Bueno, aquí empieza lo interesante. El paciente en cuestión probablemente empeoró porque su cerebro/cabeza/mente asocia el daño mostrado en la resonancia con sufrimiento/dolor. ¿Crees que habría empeorado si la resonancia no hubiera mostrado nada anormal? Por otro lado, ¿es tener protusiones y degeneración vertebral algo anormal?

Te voy a mostrar algo que los científicos ya saben y todos deberíamos tener en mente para hacer nuestra vida mejor. Te voy a dejar una pincelada de lo que tu cerebro puede hacer en cuanto al dolor se refiere. El sistema de tu cuerpo que se encarga del dolor es tremendamente complejo y hay una parte de éste que te interesa conocer. Te voy a hablar de la “descending inhibition” y “descending facilitation”, lo que viene a ser en castellano “inhibición descendente” y “facilitación descendente”. “Descending inhibition” viene a ser la capacidad que tiene tu cerebro de reducir el dolor que sientes, de inhibirlo, digamos que es el “good guy”. El “bad guy” es “descending facilitation” que viene a ser lo contrario, el aumento de la percepción del dolor por parte del cerebro. Con esto quiero decir que tu cerebro es capaz de liberar sustancias químicas que disminuyen o amplifican el dolor. Lo bueno y/o malo de esto es que nosotros podemos influir en esto. Aquí te dejo un ejemplo muy ilustrativo Facilitation of pain in the human spinal cord by nocebo treatment de Geuter S y col. En este estudio se aplica una crema a un grupo de personas y se le dice que esa crema causa dolor (la crema es inocua) y a otro grupo se le aplica otra crema y se le dice que es inocua (lo es). El resultado es que la percepción del dolor es mayor en el primer grupo y una resonancia magnética nos revela este hecho también. Ya ves, amplificar el dolor es tan fácil como esto.

Hay algo que deberías tener bien claro, daño no significa necesariamente dolor. Hay un porcentaje muy alto de personas con daño a nivel vertebral (hernias, protusiones, artrosis, etc.) que no han tenido nunca síntomas. Los hallazgos fueron descubiertos al hacer pruebas diagnósticas buscando algo diferente, del tipo problema pulmonar para por una neumonía. De hecho, hay un número importante de estudios que muestran lo que te estoy contando.

Aquí os dejo algunos: Systematic Literature Review of Imaging Features of Spinal Degeneration in Asymptomatic Populations de W. Brinjikji y col., Magnetic resonance imaging of the lumbar spine in people without back pain de Jensen MC y col., Degenerative Lumbar Disc and Facet Disease in Older Adults de Gregory E. Hicksy col., Asymptomatic Spondylolisthesis and Pregnancy de  y col.

Espero que hayas encontrado esta entrada interesante. Tú opinión siempre es de agradecer.

Las fotos son de dominio público de Pixabay.

Deja un comentario