Tendinopatía aquílea, ¿el láser funciona?

Láser tendinopatía aquílea

Vamos a dar otra pincelada a lo que viene a ser la tendinopatía aquílea y lo relacionado a sus diferentes formas de tratamiento. En este caso voy a pasar revista a ese aparatejo tan presente en las clínicas de fisioterapia, que emite una luz que intriga a todos los pacientes y que nos hace ponernos gafas de protección, el láser.

Recordatorio

Antes de empezar a hablar del láser y su eficacia o no eficacia en el tratamiento de la tendinopatía de Aquiles, merece la pena que eches un vistazo a este vídeo resumen sobre la tendinopatía aquílea ( de la porción media del tendón) y sus síntomas más característicos:

Si quieres ver un vídeo resumen de las causas de la mencionada lesión, aquí te dejo el enlace Causas de la tendinopatía de Aquiles.

Pasemos a lo que me ha llevado a escribir esta entrada. Revisemos los estudios más importantes sobre el láser en el tratamiento de la tendinopatía aquílea. Te adelanto que hay poca cosa que revisar y esto llama la atención, ya que el láser es una herramienta que ha sido muy usada por fisioterapeutas y, sinceramente, esperaba más estudios..

Cabe destacar que estamos hablando del láser de baja potencia (del inglés “low level laser therapy”), y éste es el que se ve en la consulta del fisio, no el que usa el cirujano.

Lo que dicen los estudios 

En 2001…

El primer estudio del que te voy es Low Level Laser Therapy for Tendinopathy. Evidence of A Dose–Response Pattern  de Jan Magnus Bjordal y col. Quería empezar con este artículo para dar un par de pinceladas al tema. Aquí se nos dice que el láser de baja potencia tiene una acción biológica sobre el tendón, destacando que el éxito en su aplicación viene determinado por la correcta elección de la densidad de potencia y la dosis.

Además en este estudio se insiste en que no hay unos parámetros universales que funcionen para todas las patologías, haciendo hincapié en que hay que tener en consideración la diferente profundidad de la estructura a tratar, así como su diámetro y el tipo de láser usado. Por ejemplo, no es lo mismo la fascia plantar, que está a una profundidad de 8-12 mm y tiene un diámetro de 3-4 mm, que el tendón de Aquiles, que está a 1.5-3 mm y tiene un diámetro de 4-6 mm.

Se sugiere un tratamiento diario o cada dos días durante al menos 2-4 semanas, para la mejora de las tendinopatías en su fase sub-aguda y crónica. Las dosis sugeridas para la tendinopatía aquílea en función del tipo de láser utilizado son:

  • Con láser IR GaAlAs (continuo) 820 – 830 nm: densidad de potencia 0.005 – 0.100 Watts/ cm y dosis 0.7 – 7 Joules/ cm2.
  • Láser IR GaAs (pulsado) 904 nm : densidad de potencia 0.002 – 0.100 Watts/ cm2  y dosis 0.3 – 3 Joules/ cm2.
  • Láser  HeNe (continuo) 632 nm: densidad de potencia 0.010 – 0.200 Watts/ cmy dosis  1.4 – 14 Joules/ cm2.

En 2008…

Effects of low-level laser therapy and eccentric exercises in the treatment of recreational athletes with chronic achilles tendinopathy de Stergioulas A y col. nos habla de que la recuperación de tendinopatías de Aquiles crónicas es más rápida si a los ejercicios excéntricos se le añade el tratamiento mediante láser (lambda 820 nm) en 12 sesiones y sobre 6 puntos a lo largo del tendón, con los parámetros: densidad de potencia 60 mW/cm2 y dosis total 5.4 J por sesión. El beneficio se vio en dolor, rigidez matinal, flexión dorsal activa, sensibilidad a la palpación y crépito (ruido al mover el tendón).

Este estudio destaca que es importante que la densidad de potencia sea menor de 100mW/cmpara obtener buenos resultados.

Laser therapy in the treatment of achilles tendinopathy: a pilot study de Tumilty S y col. nos dice que no se pueden sacar conclusiones, debido a la pobreza estadística del estudio.

En 2010…

Low level laser treatment of tendinopathy: a systematic review with meta-analysis de Tumilty S y col. nos encontramos con un estudio de peso. Sin embargo, en este artículo se nos dice que hay aproximadamente el mismo número de estudios de calidad que muestran resultados positivos en el uso del láser para las tendinopatías como de estudios que muestran resultados negativos.

Los estudios de tendinopatía aquílea son 2 positivos y 2 negativos. El punto clave es que se insiste en que en los estudios que muestran resultados positivos, las dosis eran las que anteriormente se habían recomendado. De manera que los parámetros a elegir son determinantes en los resultados obtenidos. Los parámetros mencionados son longitud de onda 820 nm-904 nm, densidad de potencia 20–60 mW/cm2 y dosis 1.8–3.6 J/cm

En 2012…

Clinical effectiveness of low-level laser therapy as an adjunct to eccentric exercise for the treatment of Achilles’ tendinopathy: a randomized controlled trial de Tumilty S y col. nos habla de que no hay diferencia significativa entre el tratamiento de la tendinopatía de Aquiles con excéntricos y con excéntricos más láser. Cabe destacar que también nos dice que los parámetros son distintos a otros estudios realizados y esto podría tener que ver con la diferencia en los resultados. Sin embargo, estos parámetros están dentro de los límites recomendados por la WALT (World Association for Laser Therapy), que son las que aparecen en estos enlaces: Dose table 780-860nm for Low Level Laser Therapy WALT 2010 y Dose table 904nm for Low Level Laser Therapy WALT 2010.

En 2015…

Achilles Tendinosis: Treatment Options de Roberto Gabriel L. Lopez y col. hace referencia a los resultados positivos vistos en anteriores estudios, sin embargo subraya que los datos de los que se dispone hasta la fecha son limitados como para hablar de la efectividad del láser en la tendinopatía aquílea.

Conclusiones

  • Como en muchos otros casos, el número de estudios de calidad es limitado.
  • Parece ser que los resultados positivos en los estudios van en relación con unos parámetros determinados, en función del tipo de láser. Los parámetros que parecen presentar mejores resultados son: longitud de onda 820 nm-904 nm, densidad de potencia 20–60 mW/cm2 y dosis 1.8–3.6 J/cm
  • Se habla de tratamiento combinado del láser con ejercicios excéntricos y, como ya te expliqué en previas entradas, parecen presentar buenos resultados.

También te podrían interesar A randomised, placebo controlled trial of low level laser therapy for activated Achilles tendinitis with microdialysis measurement of peritendinous prostaglandin E2 concentrations y Low-level laser therapy in acute pain: a systematic review of possible mechanisms of action and clinical effects in randomized placebo-controlled trials de Jan Magnus Bjordal y col.

Todo comentario, para complementar o modificar esta información, es bien recibido y será tomado en consideración.

La fotografía es dominio público de Pixabay.

2 reflexiones sobre “Tendinopatía aquílea, ¿el láser funciona?

  1. Gracias apreciado Jorge por compartirlo, bien interesante. La “CLAVE” de manejo y así lo dice la evidencia….LOS EJERCICIOS EXCÉNTRICOS ! Y otro placebo el láser, como el ultrasonido y el masaje de fricción (Cyriax), que aún los siguen utilizando. Cordial saludo y que viva la libertad de usar lo que cada cual considere de libre escogencia, como dicen muchos políticos en su campo.

Deja un comentario