RICE y PRICE – Manejo de lesiones en fase aguda

RICE y PRICE para lesiones agudas

Probablemente estás pensando que el título de esta entrada no parece tener nada que ver con la Fisioterapia. Bueno, con la palabras RICE (arroz) y PRICE (precio) podría inventarme una historia sobre alguna cadena de supermercados y las increíbles ventas que están teniendo este año. El problema es que, en primer lugar, suena aburrido a no poder más y, en segundo lugar, este no es el blog apropiado para ese tipo de contenidos. Sin embargo, la historia de la cadena de supermercados podría ser más interesante al añadirle un caso policial a la trama, pero para eso tendrás que esperar a que publique otra entrada en un futuro próximo.

La realidad es que estas dos palabras son muy utilizadas y de gran importancia en el mundo de la Fisioterapia, de hecho, son acrónimos que se le dan al protocolo para el manejo de lesiones en fase aguda.

Si sufres una lesión como puede ser un esguince, una contusión o un tirón muscular o desgarro, este protocolo puede prevenir complicaciones y ayudarte a recuperarte más rápidamente. Así que, si te lesionas, RICE; si te lesionas PRICE o si te lesionas POLICE.

RICE fue el primero y, probablemente, el más conocido de los tres, principalmente si eres fisioterapeuta o deportista. Después de RICE, vino PRICE para mejorar un poco el protocolo. POLICE es el definitivo por ahora. Vamos a empezar con la comida, el anticuado RICE:

Estos son los 4 primeros pasos que se suponía que debías seguir durante las primeras 48 a 72 horas después de una lesión. Te voy a explicar esto un poco mejor y al final te diré el porqué del “se suponía que debías…” que he escrito dos líneas más arriba.

R del inglés “rest” (reposo):

Reposo para lesiones agudasSe ha pensado durante muchos años que el reposo era vital para proteger las estructuras lesionadas: músculos, tendones, ligamentos, etc. “Necesitas tiempo para recuperarte de tu lesión, no hagas nada”, tu fisioterapeuta solía decir. “Si no descansas, la lesión se hará crónica”, te decía el médico. ¡Muletas por aquí, muletas por allá, muletas por todas partes! ¡Y a veces incluso escayola! Los profesionales de la salud solían pensar que si no descansabas completamente, no te recuperarías de la lesión y no serías capaz de volver a practicar tu deporte al mismo nivel que antes. “No te muevas en absoluto hasta que el dolor desaparezca completamente”. Todo esto ha cambiado considerablemente, como explicaré más adelante, y esta es la razón por la que escribí “se suponía que debías…” en el párrafo anterior.

I del inglés “ice” (hielo):

Mediante la aplicación de hielo se reduce el dolor y la inflamación. Hay muchas opiniones sobre la utilización de hielo y mucha controversia sobre este tema. Este es uno de los estudios que puedes leer: estudio de Domhnall C. Mac Auley sobre la eficacia del hielo en las lesiones agudas. Además, el hielo es utilizado por mucha gente y recomendado por gran cantidad de profesionales de la salud.

Modalidades de aplicación hay muchas y sobre ellas y su eficacia o eficiencia, en cuanto a su efecto analgésico, pueden leer largo y tendido en Hielo y analgesia, el qué y porqué.

¿Cómo aplicar hielo? Hay muchas maneras diferentes. Una de ellas es la aplicación de una bolsa de hielo triturado 20 minutos cada hora durante las primeras 4-6 horas después de la lesión. Después continuar con 3-4 veces al día durante las siguientes 48 horas. Otra forma es aplicar hielo durante 10 minutos y luego retirarlo 10 minutos y aplicarlo de nuevo durante 10 minutos, repitiendo esto cada 1-2 horas durante un período de 48 a 72 horas (se piensa que este método de aplicación es mejor que el anterior, como sugiere el estudio enlazado en el párrafo anterior). Estos métodos son sólo dos de las muchas maneras posibles de aplicar hielo.

Después de 72 horas, hay quien echa mano de la “terapia de inmersión calor/frío” o baño de contraste que es una forma de tratamiento, donde tienes que sumergir la zona lesionada en un cubo con agua caliente durante 3-4 minutos y luego en un cubo con agua fría durante 1-2 minutos. Esta secuencia debe repetirse durante unos 20 minutos terminando con el cubo de agua fría (ten presente que no hay acuerdo en cuanto a esto, que algunos profesionales creen que terminar con agua tibia es mejor). Normalmente este proceso se repite 2-3 veces al día (el paciente tiene que trabajar y esas cosas, no sería realista recomendar hacerlo más veces). El calor hace que las pequeñas arterias se dilaten y el frío hace que se contraigan. La rápida apertura y cierre de las arterias crea una acción de bombeo, lo cual genera una mejora del riego sanguíneo. Todo esto es la teoría sobre los baños de contrate, que a  día de hoy, no tiene evidencia de peso que la sustente.

¡¡Ten cuidado al aplicar el hielo!!

  • No apliques hielo sobre un área entumecida/dormida.
  • Asegúrate de que colocas una barrera entre la piel y la bolsa de hielo, para evitar que el hielo te provoque una quemadura (sí, has leído bien, una quemadura).
  • No apliques el hielo durante menos de 10 minutos (no tiene efecto alguno) o más de 30 minutos (riesgo de quemadura).
C del inglés “compression” (compresión):

La investigación científica llevada a cabo sobre la compresión no es tan extensa como la del hielo. La compresión parece ayudar a limitar y reducir el edema, ayudando al proceso de curación. Este estudio realizado por Mark A. Merrick y col. habla de que la compresión combinada con el hielo es más eficaz que el hielo solo.Vendaje como medida de compresión

El edema excesivo puede significar impotencia funcional, más dolor y pobre riego sanguíneo. La compresión contribuye a evitar esto.

La manera más común de compresión es el vendaje. Asegúrate de que el vendaje no esté demasiado apretado, ya que podría conducir a isquemia (restricción en el suministro de sangre a los tejidos). El área debe notarse comprimida pero no incómoda o dolorosa. El vendaje elástico suele ser una buena opción, aunque las medidas de soporte semirrígidas (tipo tobillera semirrígida) parecen ser aún mejor según refleja este estudio de Ivins D. (nótese que este estudio habla sólo de esguinces de tobillo).

No necesitas tener el vendaje todo el día, el llevarlo mientras duermes podría causar algún daño sin que te des cuenta y normalmente la inflamación está bajo control cuando estamos acostados.

E del inglés “elevation” (elevación):

La elevación tiene como objetivo reducir el dolor y la inflamación, también. Lo hace favoreciendo el retorno venoso. La elevación de la zona lesionada debe ser de manera que ésta esté por encima del nivel del corazón.

Puedes combinarlo con ejercicios suaves para mejorar la circulación, tales como flexión plantar y dorsal de tobillo o movimientos circulares de tobillo. Aunque, eso dependerá de la lesión que tengas, ya que a veces estos ejercicios no son recomendados (por ejemplo, fractura de tobillo).

Ok, hemos terminado por ahora. Te dije al principio de esta entrada que esto es lo que se suponía que se debía hacer, pero ha habido cambios y otro protocolo vino para sustituir al RICE.  Añadir una “P” al arroz (RICE) y se convierte en PRICE, un protocolo de 5 pasos para el manejo de lesiones agudas.

¿Qué es esa “P“?

P del inglés “protection” (protección):

Lo que nos viene a decir es que debemos proteger la zona lesionada para evitar un daño mayor. Deja de practicar tu deporte y usa alguna ayuda auxiliar si es necesario, por ejemplo una tobillera para limitar el rango articular en caso de esquince de tobillo. Lo que haces con esto es facilitarle el trabajo a tu cuerpo para que se autocure. Ten claro que el fisio no te cura, el fisio ayuda a que tu cuerpo se autocure.

Otros acrónimos que no han tenido mucho éxito son RICER y PRINCE, entre otros.

RICER del inglés “rest”, “ice”, “compression”, “elevation”, “rehabilitation” (reposo, hielo, compresión, elevación y rehabilitación). Creo que la Rañadida fue un buen paso al frente, aunque este acrónimo nunca se hizo popular.

PRINCE del inglés “protection”, “rest”, “ice”, “NSAIDs (non-steroidal anti-inflammatory drugs)”, “compression”, “elevation” (protección, reposo, hielo, AINEs [antiinflamatorios no esteroideos], compresión, elevación). No soy muy aficionado a los medicamentos, así que este no es de mis favoritos. Echa un vistazo a dos entradas muy interesantes sobre los antiinflamatorios: ¿ AINE ? Sé sensato y Antiinflamatorios y lesiones, ¿sí o no?.

Y no mucho tiempo atrás, un nuevo protocolo vino para quedarse. ¿Por cuánto tiempo? Nadie sabe la respuesta. Bienvenidos al mundo de los acrónimos para el manejo de lesiones agudas, señor POLICE (policía). La realidad es que no hay acuerdo en que alguno de estos protocolos sea el adecuado, como leerás en futuras entradas, aunque ya te adelanto que POLICE es el más popular actualmente. También puedes echar un ojo a las entradas ¿No HARM? y MEAT, que seguramente encuentres interesante.

Ten en cuenta que a veces tendrás que visitar a un profesional de la salud si la lesión es grave o en cualquier caso que no puedas controlar los síntomas por tí mismo. Nunca olvides esta frase “en caso de duda, consulta a un profesional”.

Ayúdanos a mejorar nuestro blog dejando un comentario contándonos lo que piensas sobre el tema.

No olvides que también tienes la opción de contactar con La Fisioterapia.net rellenando nuestro formulario de contacto.

Fotos: Dominio público (CC0 Public Domain), procedentes de Pixabay.

4 thoughts on “RICE y PRICE – Manejo de lesiones en fase aguda”

  1. Excelente aparte sobre este metodo tan utilizado.
    en cuanto a su veracidad en el manejo de la lesion en etapa aguda , tanto como con otros protocolos de tratamiento creo que es importante tener en cuenta lo basado en evidencia para adentrarnos en lo que ya empiricamente ha dado resultado,no para abolir tratamientos que han sido tan eficaces en los pacientes. Ft, Mg claudia marcela o.

    1. Hola Claudia. No me ha quedado claro del todo lo que querías transmitir con tu comentario. De la manera que lo veo yo es que la evidencia es para confirmar los buenos resultados que dan algunos tratamientos que utilizamos y dejar de lado algunos que creíamos que funcionaban, pero no era así. Muchas gracias por tu aporte, Claudia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *