¿Quién escribe?

Jorge Rodríguez fisioterapeuta

¡Hola a todos!

Mi nombre es Jorge Rodríguez Palomino, soy fisioterapeuta y de Torremolinos. Para que te hagas una idea, soy como el de la foto de arriba pero con menos barba, menos retaco y con una cámara mucho más barata. 

Tengo un Postgrado en Acuaterapia y Prescripción de Ejercicio Terapético, hice estudios de Osteopatía y, además, tengo otros muchos papelitos que le dan a uno por hacer cursos, pero ante todo, soy un trotamundos. No soy fan de definir a las personas por sus títulos, dejémoslo en que soy persona y esta persona se dedica a la Fisioterapia. La mejor forma de describirme a mí mismo es diciendo que soy “un culo inquieto” y por eso, mientras estudiaba, decidí coger un par de maletas y disfrutar (algunos le llamaban estudiar) del país de los mil lagos, Finlandia, durante tres meses. Tras acabar la carrera, trabajé en España en diferentes campos de la Fisioterapia (deporte, tercera edad, trabajo a domicilio y el mundo de la talasoterapia), durante siete años.

Hace ya casi 5 años decidí coger las maletas de nuevo y mudarme a la patria inglesa. El porqué de este cambio es el hecho de que para mi el viajar es imprescindible para aprender tanto de otros países como del mío propio (desde fuera se ven las cosas diferentes). Esto es aplicable a la Fisioterapia, no hay mejor cosa que abrir miras para saber de lo que carecemos y en lo que destacamos. Siempre se ha dicho que en Inglaterra la Fisioterapia tiene muy buen nombre, así que aquí que me vine. En tierras anglosajonas, estoy trabajando en una clínica ubicada en la Universidad de Southampton (una de las pioneras en investigación), lo que trato de compaginar con mis dos aficiones más importantes: viajar y mi blog The Physical Therapy.

Aquí empieza todo, después de cerca de dos años desde que empecé el blog en inglés, una aceptación considerable y familia y amigos diciéndome “si lo hicieras en español lo leería, es que ya reniegas de España”; decidí empezar mi nuevo proyecto La Fisioterapia.net.

Dicen los entendidos que la vida no tiene sentido sin objetivos y desafíos. Ya lo decía el psiquiatra austríaco Viktor E. Frankl en su libro Man´s search for meaning (El hombre en busca de sentido es el título en la versión española), donde explica la mejor manera de sobrevivir en los campos de concentración durante la Segunda Guerra Mundial, que no era más que buscar un significado a la existencia (esposa, familia, acabar el libro que dejaste a medias, etc.). Él estuvo en campos de concentración y ayudó con sus teorías a mucha gente. Esta teoría la extrapoló a la vida cotidiana y yo cojo su idea. Este blog es uno de mis “meanings”, es un desafío que me ilusiona.

Estudié Fisioterapia para ayudar a los demás y esta es la principal razón por la que decidí comenzar este blog. No sé dónde estaré en un año, porque conmigo nunca se sabe, pero este blog seguirá estando en el mismo sitio y espero que ese sitio sea entre los favoritos de tu buscador de internet, ya sea Google Chrome, Firefox o cualquier otro.

Si quieres saber un poco más de mí, aquí te dejo el enlace a mi perfil de Linkedin, donde puedes cotillear un poco (los españoles somos muy aficionados a eso). Además, puedes acceder a ¿Qué y por qué? para leer en qué consiste este blog.

Por favor, no dudes en hacer comentarios y darme tu feedback. Este blog sin comunicación y debate no cumple con los objetivos para los que se creó. Si prefieres ver la novela del mediodía en lugar de dañarte la vista al ver mi falta de coherencia y cohesión al escribir, dímelo (pero con cariño). Si crees que todo es maravilloso, estás encantado/a de la vida y te apetece comprarme una caja de bombones de los caros, también me encantará saberlo (los bombones te los puedes comer a mi salud si son de chocolate con leche y me los mandas por correo certificado y urgentísimo si son de chocolate negro).

¡Nos vemos por aquí!