¿Qué son los puntos gatillo?

Que son los puntos gatillo

Sobre los puntos gatillo hay información en todas partes. No tienes más que escribir “puntos gatillo” en google y encontrarás miles de resultados. Si nos paramos a leer todos los artículos que encuentres, me temo que no nos podríamos quedar ni con un 5% de la información, la calidad de ésta brilla por su ausencia.

Hoy es tu día de suerte,  porque me siento generoso y voy a darte una información muy completa sobre el tema que nos atañe.

Un solo detalle antes de proseguir… si lees en algunos sitios “puntos gatillo miofasciales”, son exactamente lo mismo, pero con un nombre un poco más rimbombante (extravagante).

¿Qué son los puntos gatillo?

La definición de los puntos gatillo

“Los puntos gatillo son puntos hiperirritables en el músculo, asociados con un nódulo palpable hipersensible  en una banda tensa” de Dolor y disfunción miofascial, El manual de los puntos gatillo (2002) de Travell JG, Simons LSEste libro es obligatorio si quieres saberlo prácticamente todo sobre los puntos gatillo.

Te ha quedado clarísimo, ¿cierto? Sé que no, por eso te lo voy a explicar en palabras llanas. Eso que históricamente le has dicho a tu pareja o familiar “toca, toca, mira que nudo tengo”. Eso es un punto gatillo. Simple suena, pero difícil es, por la complejidad de su formación. Esto ha llevado a los investigadores a dedicar gran parte de su tiempo a su estudio, durante muchos años y hasta la actualidad. La teoría es que esta banda tensa en el músculo va a originar un pobre riego sanguíneo en la zona que se traducirá en un círculo vicioso y por el cuál se crea lo que se llama una crisis metabólica (pobre riego que llevará al acúmulo de sustancias de desecho).

La importancia de la acetilcolina

Echando mano de An Expansion of Simons’ Integrated Hypothesis of Trigger Point Formation (2004) de Robert D. Gerwin y col., encontramos una explicación algo más compleja. Este artículo nos habla de un desequilibrio entre la producción de acetilcolina y la destrucción de la misma.

Lo sé he usado un palabro extraño y te lo voy a intentar explicar… la acetilcolina es una sustancia química que transmite información entre las neuronas y se le llama neurotransmisor. Para que los músculos funcionen bien, debe haber un equilibrio entre la producción y la destrucción de acetilcolina. Cuando hay una lesión muscular se liberan unas sustancias que activan los receptores del dolor del músculo y, como consecuencia, se origina dolor. A su vez, se facilita la liberación de acetilcolina y se inhibe (disminuye la actividad) la producción de la sustancia encargada de la inhibición y elimininación de dicha acetilcolina, lo que se traduce en una contracción continua de fibras musculares (esto sería la banda tensa que te mencioné con anterioridad).

Los puntos gatillo con un ejemploExplicación puntos gatillo

Te lo voy a explicar de la manera que a mí me gusta. Imagínate que se te encomienda un trabajo que consiste en mover un bloque de cemento tirando de una cuerda. Tienes que hacer el trabajo y un amigo tuyo te avisará cada cierto tiempo para que pares y te retires a descansar, de manera que no hagas más de lo recomendado y haya un equilibro entre la tensión y distensión de la cuerda (para no darle más tarea de la cuenta).

Digamos que la cuerda son las fibras musculares, el bloque de cemento sería tu cuerpo, tú serías la acetilcolina que tensa la cuerda y tu amigo es el inhibidor y el que elimina la acetilcolina. En un momento determinado, tu amigo se queda dormido, lo cuál hace que tenses la cuerda continuamente con la posible repercusión en el estado de la cuerda y el movimiento del bloque de cemento (fibras musculares y cuerpo en general). Esto se correspondería con la formación de la banda tensa y punto gatillo.

Tipos de puntos gatillo

Los puntos gatillos se dividen, de forma general, en activos y latentes. Os los describo a continuación:

  • Los puntos gatillo activos serán los que producen dolor espontáneo (en la zona que normalmente refiere el paciente al venir a la clínica), así como dolor referido (dolor que se extiende a otra zona) y/o parestesias (sensación anormal, como pueden ser hormigueos) en reposo y a la palpación (cuando se toca).
  • Los puntos gatillo latentes son aquellos de los que el paciente no se quejará porque no producen dolor a no ser que se toquen.

Síntomas de los puntos gatillo

Aparte del dolor anteriormente mencionado…

  • Aspectos motores de los puntos gatillos: incluyen función motora alterada, debilidad muscular, rigidez muscular y restricción de rango de movilidad.
  • Aspectos sensoriales de los puntos gatillo: incluyen molestia local, dolor a distancia, sensibilización periférica y central.

Te explico en breve qué es eso de sensibilización periférica y central:

  • Sensibilización periférica: es un descenso del umbral de dolor y un incremento en la respuesta de los receptores del dolor.
  • Sensibilización central: es un incremento de la excitabilidad de las neuronas en el sistema nervioso central.

Los puntos gatillo pueden causar más molestias de las que crees, llevando a errores diagnósticos. Esto es porque los puntos gatillo pueden imitar otro tipo de dolencias. Por ejemplo, la famosa ciática (dolor que empieza en el cachete y baja por la pierna) muchas veces es mal diagnosticada pudiendo ser este dolor un dolor referido de puntos gatillo en la zona glútea. Lo mismo podría ocurrir con dolor de mandíbula, de oído o, incluso, mareos.

Un caso que leí en un blog canadiense un tiempo atrás decía que, a veces, tras operaciones de apendicitis, se habían dado cuenta de que el dolor era debido a puntos gatillo de músculos abdominales y no a problemas con el apéndice (este es un caso que, de ser real, llama mucho la atención). Estos son sólo unos pocos ejemplos de la infinidad de ellos que podría mostrarte.

Aquí te dejo dos de los muchos estudios que hacen referencia a esto que te comento: The role of myofascial trigger points in musculoskeletal pain syndromes of the head and neck (2007) de Fernández-de-Las-Peñas C y col. y Myofascial trigger points in cluster headache patients: a case series (2008) de Elena P Calandre y col.

¿Cómo se identifican los puntos gatillo?

La forma de identificar los puntos gatillo es mediante una palpación plana, ejerciendo presión con los dedos entre el músculo y el hueso de debajo o mediante una técnica en pinza, cogiendo el músculo con dos dedos.

Veámoslo con un ejemplo. Persona con dolor en la zona lateral del cuello y hombro derecho. Te dispones a tocar la musculatura en busca de puntos gatillo en el trapecio (músculo triangular en la región alta de la espalda). Lo harás de forma perpendicular al músculo y contra la escápula (omóplato o paletilla). Al mover los dedos de lado a lado, notarás el previamente mencionado “nudo”. De igual manera podrías coger el punto gatillo entre tus dedos índice y pulgar, a modo de pinza.

¿Qué es el síndrome de dolor miofascial?

Para enrevesar un poco más el tema, leerás por ahí “síndrome de dolor miofascial”. Se ha dicho durante muchos años que el síndrome de dolor miofascial era un conjunto de puntos gatillo que causaban el susodicho síndrome doloroso. Sin embargo, la relación entre puntos gatillo y síndrome de dolor miofascial se puso en entredicho en 2015 en A critical evaluation of the trigger point phenomenon (2015) de Quintner JL y col. En este estudio también se habla de las lagunas existentes en la investigación que hace referencia a la relación entre los puntos gatillo y el síndrome de dolor miofascial. Esto no es de extrañar, ya que cuando hablamos de síndromes, todo es una nebulosa (ejemplos son el síndrome de fatiga crónica y el síndrome de intestino irritable, entre otros).

Te desgrano las palabras que forman el “síndrome de dolor miofascial”, para una mejor comprensión:

Síndrome: es la asociación de los signos y síntomas de una condición, la causa de los cuales pueden ser conocidos o no. La realidad es que la palabra “síndrome” no significa mucho para mí y normalmente se le da a las afecciones de las que no se maneja mucha información.

Dolor: auch.

Miofascial: relativo al músculo y la fascia (cubierta del músculo).

Del último artículo citado hablaré con más detenimiento cuando analice las causas de la formación de los puntos gatillo, en una entrada futura.

Estudios para completar la información

La información aquí expuesta tiene en Myofascial Trigger Points: An Evidence-Informed Review de Jan Dommerholt y col. (2006), a su principal fuente de información. Otros estudios que también te pueden interesar son Pathophysiologic and electrophysiologic mechanisms of myofascial trigger points (1998) de Hong CZ y col., Prevalence of Myofascial Trigger Points in Spinal Disorders: A Systematic Review and Meta-Analysis (2016) de Chiarotto A y col., Review of enigmatic MTrPs as a common cause of enigmatic musculoskeletal pain and dysfunction (2004) de Simons DGUnderstanding of myofascial trigger points (2014) de Zhuang X y col.

Si consideras que hay algo que añadir, siempre estoy abierto a escuchar y actualizar la entrada, si fuera necesario. Como siempre digo… compartir es aprender y aprender es mejorar.

Antes de terminar, dar las gracias a los compañeros Elena Sánchez y Raúl Barba por colaborar facilitándome estudios científicos.

Las imágenes son adaptaciones de dominios públicos de Pixabay.

4 thoughts on “¿Qué son los puntos gatillo?”

  1. Hola Jorge, me gustó mucho la entrada, enhorabuena por el blog.
    Por si te interesa a ti o a cualquiera el tema de los puntos gatillo a mi me sirvieron de ayuda estos artículos hace unos meses para el TFG, un saludo!

    Simons DG. Review of enigmatic MTrPs as a common cause of enigmatic musculoskeletal pain and dysfunction. J Electromyogr Kinesiol 2004 02;14(1):95-107.

    Zhuang X, Tan S, Huang Q. Understanding of myofascial trigger points. Chin Med J (Engl) 2014;127(24):4271-4277

    1. Hola Raúl. Muchas gracias. He actualizado la entrada, incluyendo esos dos artículos para que todo el mundo pueda acceder a ellos. Gracias por contribuir a compartir información, me encanta que hagáis eso. Un saludo.

  2. Jorge, esta entrada es completísima. Cronológicamente has señalado muy bien los diferentes conceptos sustentándote, como siempre haces, de la evidencia disponible. Saludos!! @manuelgfisio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *