¿Qué es la bursitis?

Qué es bursitis

Antes de hablar de la bursitis, creo que debería explicarte lo que es una bursa. Supongo que estás cansado de explicaciones que no las entiende ni el que escribe, así que aquí va una forma fácil de entenderlo.

La bursa, también llamada bolsa sinovial, es un saco lleno de líquido revestido por una membrana. El líquido en el interior se llama el líquido sinovial y es el mismo líquido que hay en algunas articulaciones. Por lo general, este líquido se describe como un fluido tipo “yema” debido a su consistencia. La función de la bursa es proteger las estructuras del cuerpo, como los músculos, los huesos y los tendones alrededor de las articulaciones (actuaría como una especie de cojín). La bursa la tenemos en infinidad de localizaciones diferentes, más de las que te puedes imaginar. Es posible que hayas oído hablar de la bursitis de cadera, la bursitis de rodilla o incluso la bursitis de codo, pero son sólo unos pocos lugares, si se compara con la cantidad de bursas que tienes y, por lo tanto, las diferentes bursitis que puedes padecer.

La bursitis es la inflamación de la bursa. Las áreas más comúnmente afectadas son los hombros, los codos, las caderas, las rodillas (llamada también la rodilla de la beata o ama de casa) y los tobillos.

Los signos y síntomas de la bursitis

  • Dolor que generalmente empeora con el movimiento o la presión. Un ejemplo es la del hombro, que tiende a ser dolorosa cuando pones la mano sobre la cabeza.
  • Inflamación (-itis significa inflamación).
  • Sensibilidad a la palpación. Es por esto que muchas personas con bursitis de cadera no pueden tumbarse sobre su lado afecto. Además, esto es muy evidente con las bursitis de codo donde un simple roce puede ocasionar dolor.
  • El área puede estar caliente y roja. Es un signo típico de la inflamación.

 

Las causas de la bursitis

La bursitis puede aparecer tras un fenómeno lesional, una infección o puede ser una complicación de un problema de salud preexistente. Abajo te lo explico con más detenimiento, para que no queden dudas.

  • Cuando hablo de “fenómeno lesional” me refiero al sobreuso, movimientos repetitivo o impacto repentino. Algunos ejemplos son: los jardineros que están continuamente arrodillados y padecen bursitis de rodilla, los jugadores de dardos que padecen bursitis de codo por el movimiento repetitivo, los nadadores que padecen bursitis del hombro también por movimientos repetitivos o la bursitis de codo que puede padecer
    Bursitis de codo

    Bursitis de codo

    cualquiera que haya recibido un golpe en el codo.

  • Las infecciones ocurren generalmente en bursas que están cerca de la superficie de la piel, ya que es más fácil que las bacterias lleguen a ellas. La bursitis causada por una infección se conoce como bursitis séptica. Se produce en personas con un sistema inmunológico debilitado. Esto puede ser debido a una enfermedad de larga duración, tal como el SIDA, o ciertos tratamientos como corticosteroides o quimioterapia.
  • Hay diferentes enfermedades que pueden ser el detonante de la bursitis: gota, artritis reumatoide, esclerodermia, espondilitis anquilosante y lupus eritematoso sistémico, entre otros. Todos estos nombres raros son enfermedades que se presentan con un sistema inmune alterado y que te hará ser más susceptible a tener otros problemas de salud como puede ser la bursitis, problemas de la piel o problemas en las articulaciones.

Por favor, deja un comentario si tienes alguna duda acerca de la bursitis o quieres añadir algo al artículo.

Las fotos son de dominio público de Pixabay y Wikipedia, respectivamente.

9 thoughts on “¿Qué es la bursitis?”

    1. Hola Pilar. La bursitis tiene tratamiento. El primer paso es que tu médico y/o fisio encuentre la causa y luego actúen en función a ésta. Por ejemplo, el tratamiento no es el mismo para una bursitis debida a una infección que para una debida a un golpe. Espero que te recuperes pronto y gracias por leerme.

    1. Hola, María Jesús. Cada bursitis es única, como cada persona también lo es, de manera que el tratamiento debe ser individualizado y sería poco profesional por mi parte prescribir un tratamiento sin hacer una historia clínica y examen físico. El tratamiento varía mucho dependiendo del caso, siendo común el tratamiento con fisioterapia, medicación (en el caso de que la causa sea infecciosa), inyecciones… Lo que te recomendaría es visitar a un fisioterapeuta local y que, tras un examen detallado, él/ella te explique las mejores opciones para tu caso. Un saludo y espero que tengas una pronta recuperación. P.S.: si estás en España y no conoces fisioterapeutas, quizás podría recomendarte alguno.

  1. Buenas Jorge, lo primero darte mi enhorabuena, soy fisio y me gustan mucho tus entradas siempre desde un punto de vista con buen rigor científico, desde la humildad y haciéndolo sencillo para que sea accesible a todos.

    Quería plantearte una pregunta porque en su día estuve investigando acerca de un tratamiento medio consensuado para la bursitis, y como la mayoría de temas de la fisioterapia, no muchas cosas que se hayan sacado en claro. Las bursitis que aparecen tras un mecanismo lesional, suelen ir asociadas a tendinopatias, en este caso, ¿que tipo cosas deberíamos tener en cuenta a la hora de su tratamiento? Por supuesto doy por hecho que si está causado por un movimiento repetitivo, eliminar este, quiero decir más en el caso por ejemplo del deporte, para una tendinopatia el ejercicio sería fundamental en su tratamiento, en el caso de que conviva con la bursitis, deberíamos esperar a que desapareciese esta inflamación de la bursa para empezar con el ejercicio? esta es una de las muchas cuestiones que se podrían plantear sobre que habría que modificar en el tratamiento de una tendinopatia cuando hay también una bursitis, si se te ocurriese además otras cosas agradecería mucho la información.

    Muchas gracias por adelantado.

    1. Hola Vicente, muchas gracias por tu mensaje. Me temo que la bursitis es una de las grandes desconocidas en nuestra profesión. Como bien dices, parece que hay estudios que muestran bursitis y tendinopatías asociadas, lo que está llevando a replantearnos si el problema es una, la otra o las dos. ¿Llegaremos a saberlo? Quizás algún día. ¿De cuál viene el dolor? Esa es otra pregunta. ¿Cómo tratarlo? Yo me limito a llevar a cabo el tratamiento de la tendinopatía y guiarme por el dolor. ¿Qué quiere decir esto? Que me centro en darle reposo relativo, que si el paciente no soporta los ejercicios excéntricos, empiezo con isométricos, si no soporta mucha carga, un poco menos. Y a partir de ahí progreso hacia concéntricos/excéntricos y aumentando la carga. De esta manera, tanto si el dolor viene de la bursa como si viene del tendón, estaremos siendo cautos, evitando empeoramiento. Espero haber respondido a tu comentario y en breve me pondré al lío para sacar más información sobre las bursitis. Un saludo.

      1. Okey! Muchas gracias por la respuesta, agradezco saber tu punto de vista, ya que es un punto de vista que se ha preocupado en hacer las cosas bien. Y a ver si empiezan a desentrañarse algunas de las muchas incógnitas que hay en el panorama actual, confiemos en la investigación! Gracias de nuevo por la respuesta y por hacer las cosas bien. Ánimo para seguir con esta gran web!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *