POLICE – Manejo de lesiones en fase aguda

POLICE para lesiones agudas

Hablé de los protocolos RICE y PRICE para el manejo de lesiones agudas anteriormente y ahora es momento de hablarte del protocolo mejorado, pasando de PRICE a POLICE (echa un ojo a este artículo de  C. M. Bleakley y col.) En esta entrada voy a explicarte de qué trata este nuevo protocolo y por qué se piensa que es mejor que el anterior.

A continuación, un breve recordatorio de los protocolos RICE y PRICE:

  • Los dos hablan de la importancia del “rest” (reposo), “ice” (hielo),”compression” y “elevation” (elevación) para el manejo de las lesiones agudas. El reposo, para permitir que la lesión se cure, de lo contrario empeoraría y tardaría más tiempo en sanar (o esa era la teoría). El hielo, la compresión y la elevación se utilizan para reducir la inflamación y el dolor de diferentes maneras.
  • Además,  PRICE añadió la “P” del inglés “protection” (protección) para insistir en el hecho de que necesitas proteger la zona lesionada para facilitarle a tu cuerpo el proceso de autocuración, llevando algún tipo de ayuda  complementaria, como por ejemplo muletas o aparatos ortopédicos.

RICE y PRICE

Lo que el protocolo POLICE hizo fue quitar del medio la “R” y añadir “OL“.

¿Por qué quitar la “R” y añadir “OL“?

Vamos a empezar hablando de la “R“. Es cierto que se requiere cierto reposo después de una lesión aguda, pero el problema es que el descanso debe limitarse a inmediatamente después de la lesión y debe ser reposo relativo. Esto significa que debemos dejar de hacer lo que pueda ser dañido para la estructura lesionada, pero hay una infinidad de cosas que podemos seguir haciendo (por ejemplo, mucha gente con tendinitis aquílea no tiene ningún problema montando en bicicleta, ya que la articulación involucrada está en descarga). Si el reposo significa estar en el sofá viendo la televisión y, además,  haces esto durante un período de tiempo prolongado, podría ser perjudicial (debilidad, rigidez, reducción de la propiocepción o, en otras palabras, el sentido de la posición y el movimiento, etc.)

Carga progresiva es lo mejor para restaurar la fuerza, así como ​​las características morfológicas del tejido lesionado. La movilización precoz y la rehabilitación funcional con carga temprana (por ejemplo, apoyo precoz del pie en esguinces de tobillo), por lo general con protección (tobillera), son más eficaces que la inmovilización y reposo total. Echa un vistazo a estos tres documentos que hablan de lo dicho anteriormente (Efecto de la rehabilitación funcional acelerada tras esguinces tobillo, Chris M. Bleakley y col., Tratamiento agudo de los esguinces de tobillo por inversión: inmovilización versus tratamiento funcional por Jones MH et al. e Inmovilización y tratamiento funcional de las lesiones agudas del ligamento lateral del tobillo en adultos de Gino MMJ Kerkhoffs et al.).

Lo difícil es encontrar el equilibrio adecuado de carga/descarga durante la cicatrización de los tejidos. El descanso puede ser perjudicial e inhibe la recuperación y una actuación demasiado agresiva podría causar más daños. La protección, por lo tanto, sigue siendo un principio importante. La clave es encontrar la carga óptima y aquí es cuando empiezo a hablar del “OL” del inglés “optimal loading”.

Carga óptima significa reemplazar el descanso por un programa de rehabilitación donde la actividad fomenta la recuperación temprana, ya que los huesos, tendones, ligamentos y músculos necesitan carga para estimular su curación.

Carga óptima se refiere a cualquier tipo de intervención fisioterápica, como técnicas manuales o proporcionar a los pacientes muletas u otras ayudas complementarias que ayudarán a ajustar la carga.

Ten en cuenta que la carga óptima podría significar en algunas ocasiones no cargar en absoluto. Este es el caso de fracturas y roturas musculares y tendinosas completas que incluso podrían requerir cirugía, y la carga podría estar contraindicada.

¿Cuándo estoy cargando demasiado? Bueno, esta pregunta no tiene una respuesta fácil. Cada lesión es diferente para cada persona y todos tenemos un umbral del dolor diferente. Además, la respuesta a la carga es diferente para cada tejido, como se puede ver en este estudio de K. M. Khany col.. Por lo tanto, carga tanto como puedas tolerar y mantente tan activo/a como puedas. Si escuchas a tu cuerpo y éste te está gritando, es que estás haciendo demasiado. Haz todo lo que tu cuerpo tolere y sé sensato/a. Es muy importante que conozcas tu cuerpo y sus límites.

Bueno, POLICE es el protocolo actual para el manejo de las lesiones agudas, pero tengo claro que en el futuro me encontraré con otro acrónimo y ten por seguro que voy a mantenerte informado. Echa un ojo a las entradas ¿No HARM? y MEAT, que seguramente encuentres interesante.

Este esquema es un resumen de las dos entradas que he escrito sobre el manejo de las lesiones agudas:

RICE, PRICE y POLICE

Ayúdanos a mejorar nuestras entradas del blog dejando un comentario para decirnos tus ideas. Por supuesto, si escuchas o lees algo sobre otros protocolos, tenme informado (te estaré agradecido/a).

Fotos: Dominio público (CC0 Public Domain), procedentes de Pixabay.

8 thoughts on “POLICE – Manejo de lesiones en fase aguda”

  1. Buenas Jorge quería preguntarte a propósito de este post sobre la controversia actual respecto al empleo de hielo en lesiones agudas.
    Personalmente yo siempre lo he empleado, sobre todo por los efectos sedativos del frío si bien es cierto que los estudios más recientes descartan su empleo por la relación entre la disminución del proceso inflamatorio y el aumento del tiempo de regeneración tisular.
    Más que nada porque ve que los protocolos actuales siguen empleando el hielo como parte de los mismos.

    1. Hola Cristina, ese es un tema del que se puede discutir durante horas y horas. Siempre ha habido un debate entre luchar para rebajar la inflamación o no, pero la realidad es que no hay equipo de cualquier disciplina deportiva que no use el hielo en lesiones agudas y eso hace qué pensar. ¿Todo el mundo lo hace mal y se están obviando los estudios científicos? Todo este tema da mucho que pensar. Hay quien dice que deberíamos aplicar calor en lesiones agudas, para favorecer la inflamación (lo cual si se piensa bien, tiene sentido). El problema es que, yo sólo de pensar que me ponen calor en un esguince de tobillo, me da no se qué (sería bastante desagradable). Ya describí otro protocolo que anda por ahí MEAT, que quizás te interese. Esta misma pregunta me la han hecho varias veces, así que escribiré en un futuro próximo un artículo sobre toda lo que la evidencia dice, así como lo que realmente hacemos. Un saludo y gracias por tu comentario.

  2. Buenas, yo hace tres meses sufrí un esguince interno del ligamento deltoideo con edema óseo del tobillo derecho, estuve de baja un mes con muletas y casi sin apoyar. Después estuve en tres rehabilitadores y me han dado magnetoterapia y varias sesiones pero sigo teniendo dolor, he hablado con médico de cabecera y me dice que eso es tiempo pero quería saber otras opiniones y si hay otras opciones de recuperación. La verdad que la articulación la noto fuerte pero tengo la molestia y hormigueo. Un n saludo

    1. Hola Juan Ramón. Desde la distancia es difícil de decir, ya que cada persona es única, así como cada lesión es única. Lo que te puedo recomendar y que es una parte fundamental en el tratamiento de esguinces, es hacer ejercicios de propiocepción y fortalecimiento. Te dejo un par de enlaces donde puedes leer algo sobre la propiocepción http://lafisioterapia.net/propiocepcion, http://lafisioterapia.net/propiocepcion-es-prevencion. Un saludo.

  3. hola buenas tardes
    mi duda seria …. cual seria las ventajas y las desventajas ? trato de entener el tema y me queda claro
    pero no le logro ver alguna desventaja, porque estoy de acuerdo que frio es ideal. puedes orientarme

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *