Meniscos, del pasado al presente… investigación y Fisioterapia

El pasado de los meniscos

En uno de esos días en los que me da por leer estudios (que son casi todos), me he encontrado con unos estudios que te van a hacer ver cómo cambian las cosas con los años, cómo lo que parece normal se convierte en una aberración. Todo hay que verlo con los ojos del momento en el que se vive, cultural, social, religioso, etc.

Un claro ejemplo es la historia que me comentaba un paciente el otro día. Me comentaba que hace muchos años, en su empresa compraron su primera calculadora. Sonreía cuando lo contaba porque la calculadora tenía el tamaño de una mesa y las únicas cuentas que se podían hacer eran sumar, restar, multiplicar y dividir. Ahora nos reiríamos porque dicha calculadora parecería ridícula, pero esto es algo que se da en muchos ámbitos de la vida y entre ellos la Fisioterapia. Criticamos y nos reímos pero porque pensamos en tiempo presente sobre cosas del pasado, craso error.

He querido explicarte todo esto con el caso de los meniscos (haz clic en el enlace para saber todo sobre los meniscos) y, cómo no, con documentación que lo avala. Hace unos años se pensaba que los meniscos no cumplían función alguna, que básicamente tenerlos era como no tenerlos o, incluso, que tenerlos era más un problema que otra cosa, porque su lesión causaba dolor y limitaciones en la vida diaria. Es por esto que no se dudaba, ni siquiera un poco, en retirarlos cuando se lesionaban, lo que se llama meniscectomía. Se llegaba hasta el punto de decir que el problema de que la persona no mejorara cuando se le quitaban los meniscos era que no se habían retirado por completo.

Esto te debe sonar como una barbaridad y no te culpo, a mi también, pero es porque lo estás leyendo sabiendo lo que se sabe en la actualidad. Hoy en día sabemos las funciones tan importantes que desempeñan los meniscos: estabilidad, amortiguación, distribución de la carga, propiocepción, contribución a la movilidad, congruencia articular, entre otras.

Esto ha llevado a que, a día de hoy, se trate de conservar los meniscos y, en caso de que no fuera posible, dejarlos lo más íntegros posible. Todo esto para evitar una precaria función articular y una más que posible artrosis prematura. Más sobre este tema en la entrada Los meniscos, que no te los quiten.

Para conseguir los mejores resultados posible en las lesiones de meniscos, se le está dando una gran importancia a la Fisioterapia como primer tratamiento de elección en un gran número de casos, en contraposición al pasado, donde la Fisioterapia estaba en un segundo plano y se llevaba a cabo tras la operación de meniscos. En el caso de que la operación sea necesaria, en la actualidad, se está estudiando la manera de conservar los meniscos o buscarles un sustituto (lo que llamamos una prótesis) de tal manera que evitemos a toda costa los efectos adversos que normalmente nos encontramos con las lesiones de menisco.

Esto no es más que un ejemplo de algo que quiero transmitirte y que creo que debe llevarnos a reflexionar sobre  la forma en la que debemos pensar cuando leemos sobre hechos pasados, ya sea en Fisioterapia o en la vida misma. No debemos pensar en cómo funcionaban las cosas hace 50 años con una visión de este siglo, porque carece totalmente de sentido. Hemos de valorar todo, teniendo una perspectiva correcta, la que se corresponde con la fecha de la información que leemos. Hemos de valorar todo como bueno porque de todo se aprende.

Este ejemplo nos debe servir también para entender cuan importante es la investigación científica, esa de la que a veces renegamos, ya sea por la dificultad que entraña su lectura o por simple desidia. Guárdate esto en un huequito de ese cerebro que te fue dado “SIN INVESTIGACIÓN, SEGUIRÍAMOS QUITANDO MENISCOS DEL MEDIO Y LA FISIOTERAPIA SEGUIRÍA EN UN SEGUNDO PLANO”. Es la investigación científica la que está resaltando la importancia de la Fisioterapia y nos está mostrando al mundo como una de las profesiones de la salud con más valía en muchos campos de actuación.

Por si eres uno de esos a los que les gusta leer artículos científicos y para que veas que no me saco la inforamación de la manga, aquí te dejo algunos estudios en los que me baso Treatment of meniscal tears: An evidence based approach (2014) de Simon C Mordecai y col., Natural history and clinical significance of meniscal tears over 8 years in a midlife cohort (2016) de Hussain Ijaz Khan y col., The consequences of meniscectomy (2006) de I D McDermott y col.

Las imágenes son adaptaciones de dominios públicos de Pixabay.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *