Los meniscos… que no te los quiten

Los meniscos son importantes

Los meniscos, esos de los que todo el mundo habla, pero que siguen creando más de un dolor de cabeza. Por suerte ya debes saber un poco más sobre ellos, porque estoy seguro de que leíste ¿Qué son los meniscos? La explicación más completa, y si no, es más que recomendable que le eches un ojo.

En esta ocasión quiero recalcar la importancia de que tengas unos meniscos sanos o que al menos los conserves lo más íntegros posible.

Atrás quedaron los tiempos (o eso quiero creer) en los que cuando te lesionabas el menisco/os de la rodilla, te abrían la rodilla y te removían el mismo, vaya que lo quitaban del medio con toda la naturalidad. El hecho de que los quitaran, o al menos la parte dañada, siempre me llamó la atención. “Si los meniscos tienen funciones tan importantes en las rodillas, ¿por qué no se tiene un poco más cuidado a la hora de operarlos y se trata de ser más conservador?”.

Ya te he comentado con anterioridad que los meniscos juegan un importante papel como estabilizadores, distribuidores de carga y amortiguadores, entre otras funciones. En resumidas cuentas y tirando de pura lógica, estoy seguro de que pensarás que conservar los meniscos o la mayor parte de ellos cuando se lesionan debe ser de gran importancia. Estás en lo cierto.

No son pocos los estudios en los que puedes leer esto. La mayoría de estos estudios te van a hablar de que la lesión de menisco podría contribuir a largo plazo a la aparición de artrosis (degeneración articular) de rodilla. Ya lo decía Fairbank en 1948 y ha llovido bastante desde entonces. Pero esto no es más que la punta del iceberg.

Volvamos a uno de esos ejemplos que a mi me gustan, para que entiendas el tema de la artrosis que te he comentado en el párrafo anterior. Coge una bola de petanca o de bolos y golpea el suelo en el mismo punto repetidas veces. Más pronto que tarde el suelo se va a estropear. Ahora busca un cojín o una almohada del mismo ancho que la bola y ponlo en el suelo. Quizás estropees el suelo, pero te va a llevar mucho más tiempo.

Ahora piensa en tu rodilla y tú corriendo y saltando sin tus meniscos, sin ese sistema de amortiguación y distribución de la carga que tan cariñosamente protege tu rodilla. Duele sólo de pensarlo. Este impacto es el que te va a generar artrosis en un momento dado. Algunos ejemplos de estudios que mencionan lo que te estoy comentando son Osteoarthritis after arthroscopic partial meniscectomy (1995) de Rangger C y col.,[Clinical and radiological results after arthroscopic partial medial meniscectomy. Are there risk factors?] (1999) de Krüger-Franke M y col., [Correlation of long-term clinical and radiological results after meniscectomies] (2005) de Hart R y col.

Creo que explicación anterior es bastante gráfica, por lo cuál simplemente el sentido común te debería llevar pensar que conservar tus meniscos en buen estado es muy importante.

Esto no significa que todo el mundo esté actuando mal en la actualidad, ni mucho menos. La cirugía es necesaria en determinadas ocasiones, pero normalmente mucho menos de lo que creemos o nos han hecho creer. Esto significa que si en algún momento te ves en la necesidad de tener cirugía para reparar tus meniscos, deberías saber que cuanto más menisco se conserve, mejor (y si se puede conservar todo, una maravilla).

Así que mejor que intenten repararlo a que lo quiten del medio.”¿Y por qué me tengo que creer todo este rollo?”, podrías estar pensando. Pues porque está demostrado en estudios científicos como pueden ser A meta-analysis comparing meniscal repair with meniscectomy in the treatment of meniscal tears: the more meniscus, the better outcome? (2015) de Xu C y col. Meniscal repair versus partial meniscectomy: a systematic review comparing reoperation rates and clinical outcomes (2011) de Paxton ES y col.

Otro problema con el que te puedes encontrar cuando no tienes los meniscos integros es inestabilidad de rodilla. Por ejemplo, es sabido que si tienes una lesión de rodilla en la que dañas el ligamento cruzado anterior (que es un importante estabilizador de rodilla, estabilidad anterior principalmente), la inestabilidad de la rodilla se verá más afectada cuando tus meniscos también están dañados.

Vamos con un ejemplo. Digamos que tienes un bañador de esos de natación. Estos bañadores tienen un elástico alrededor de la cintura para que no se te caiga y luego un cordón que normalmente no es elástico y que es para asegurar que el bañador permanece en su lugar cuando nadas o saltas al agua. El cordón, que no es elástico, sería el ligamento cruzado anterior y el elástico serían los meniscos. Extraño ejemplo, lo sé. Digamos que el ligamento cruzado anterior (el cordón), es la estructura principal que asegura la estabilidad de la rodilla y los meniscos (el elástico) son los ayudantes. Sin cordón ni elástico… sorpresita para tus compañeros de baño. Sin ligamento cruzado anterior ni meniscos… inestabilidad importante de rodilla y probable artrosis futura (sin mencionar que podrías necesitar cirugía en un momento dado).

Aquí te dejo algunos estudios al respecto Longitudinal tear of the medial meniscus posterior horn in the anterior cruciate ligament-deficient knee significantly influences anterior stability (2011) de Ahn JH y col., The influence of the medial meniscus in different conditions on anterior tibial translation in the anterior cruciate deficient knee (2015) de Lorbach O y col., Estabilidad rotacional Effect of lateral meniscal root tear on the stability of the anterior cruciate ligament-deficient knee (2015) de Shybut TB y col., The meniscus in the cruciate-deficient knee (1993) de Thompson WO y col.

Con toda esta parrafada que te he contado no quiero más que hacer hincapié en que los meniscos son unas estructuras muy importantes en las rodillas y que SIEMPRE TIENES QUE TRATAR DE CONSERVARLOS (en la medida de lo posible).

La imagen de cabecera es un adaptación de un dominio público de Pixabay.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *