Los 10 mandamientos del Fisioterapeuta

Mandamientos del fisioterapeuta

Esto no es más que lo que me gustaría que me hubieran dicho cuando empecé a estudiar Fisioterapia, unos pocos años atrás. Leelo una vez y guárdatelo en favoritos o imprímelo y tenlo en la mesita de noche, porque siempre es bueno releerlo, ya que los seres humanos tendemos a olvidar con facilidad.

Esta entrada va dirigida especialmente a los alumnos de Fisioterapia, aunque nos viene bien también a los que ya somos fisioterapeutas.

Voy a plasmarlo en forma de lista con 10 puntos, de manera que te sea fácil de digerir. Algunos puntos irán acompañados de enlaces para complementar:

1. Estudia por vocación

La primera y razón primordial que te debería llevar a estudiar Fisioterapia es la vocación de ayudar a los demás. Si esto no es así, estás estudiando la carrera equivocada. Si tus pretensiones son económicas, de nuevo te equivocas, porque pocos son los fisioterapeutas que se hacen ricos. Además, a veces el ansia de dinero puede llevarnos a anteponer el negocio al paciente, como ya escribí en Cuando la Fisioterapia se convierte en negocio. Para aquellos que lo estén pensando… no, ganar dinero no es malo, siempre y cuando mantengas tu ética profesional y dedicación al paciente.

2. Debes ser crítico

Sé crítico/a. Me temo que el ser profesor de universidad o el mejor de los fisios no le otorga a uno el don de la sabiduría suprema, todos nos podemos equivocar. No debes tomar nada como una verdad absoluta, ve a casa, busca fuentes de información de confianza, contrasta, amplía la información y saca tus propias conclusiones. El profesor ha de ser el guía que te da las herramientas y no la thermomix que te da la receta perfecta. Aquí te dejo las fuentes de información que considero más importantes:

3. Aprende inglés

Si no sabes inglés, ponte al lío. Saber inglés te dará independencia. “Para eso estáis los que escribís en blogs, para traducírnoslo” estarás pensando. Ya quisiéramos abarcarlo todo, pero es imposible. Además, como te he dicho más arriba, tendrás independencia y así podrás ser crítico con lo que se escribe, cuando la información que te damos venga de fuentes de información de habla inglesa.

4. Los estudios científicos son tus amigos

Acostúmbrate a leer estudios científicos ya, desde hoy mismo. Ahí es donde encontrarás la información que necesitas. Entiendo que es difícil entenderlos algunas veces, pero ya tienes el inglés y ahora sólo necesitas práctica.

5. Maneja las redes sociales

Familiarízate con las redes sociales y su uso. Hoy en día, me atrevería a decir que si no estás en las redes sociales es muy complicado estar actualizado. No tienes más que seguir las cuentas y grupos adecuados. Lo interesante de las redes sociales es que puedes leer opiniones de diferentes fisioterapeutas de muchos países, lo que te ayudará a ver las cosas desde diferentes perspectivas. Además, somos una gran cantidad de fisioterapeutas los que tratamos de compartir estudios que van saliendo, tanto en facebook como en twitter. En mi ciuenta de twitter, facebook, instagramgrupo de Facebook puedes encontrar información de interés compartida por multitud de fisioterapeutas.

6. Sé compañero

Los demás fisioterapeutas son compañeros, no rivales. Tenemos que vernos unos a otros como un apoyo en el que solucionar dudas que nos puedan surgir y como una fuente de aprendizaje. Esto es aplicable también cuando nos referimos a médicos, terapeutas ocupacionales, podólogos… estamos todos en el mismo barco. Las disputas restan, los diálogos suman.

7. Huye del absolutismo

Si algún fisioterapeuta dice tener la respuesta a todas las dolencias, dudo que vayas a aprender mucho de él. El que “sabe todo”, aprende nada. La humildad y el reconocimiento de nuestras limitaciones nos ayudará a mejorar la profesión.

8. El “a mi me funciona” no debe guiar tu práctica

Si el fundamento del que te habla es el “a mí me funciona”, duda. Te repito, debemos ser críticos. Vete a la literatura científica y si el “a mi me funciona” tiene una base científica, es hora de ponerlo en práctica. Debes aprovechar el gran trabajo de los investigadores, ya que la inversión en tiempo y dinero es grandísima y todo con el fin de que avancemos todos.

9. Buen trato como base del tratamento

El buen trato personal es mitad del tratamiento. Está demostrado que la interacción con el paciente es una parte importantísima del tratamiento. Considero que esto es algo que deberíamos aprender en la universidad, como una asignatura más. Ya te hablé de esto en Trato por encima de tratamiento.

10. Conoce tus competencias

Es muy importante que tengas claras tus funciones. Debes guardar en favoritos el documento donde te explican las competencias del fisioterapeuta, por aquello de que alguna vez puedes no tenerlo muy claro o pueden llevarte a dudar otros (como ha pasado en más de una ocasión en diferentes medios escritos y en la televisión).

Espero que esta entrada haya sido de tu agrado. Deja un comentario si consideras que me he dejado algo en el tintero y quieres completar la entrada

La imagen de cabecera es dominio público de Pixabay.

6 reflexiones sobre “Los 10 mandamientos del Fisioterapeuta

  1. hola,
    Me identifico plenamente con estos diez puntos pero sobre todo con dos.
    Guerra abierta al “amimevabienisimo”….esos tiempos ya pasaron. Hoy tenemos herramientas para saber el efecto y alcance de nuestras intervenciones y sobre todo debemos saber que nuestra percepción es un elemento importantísimo de sesgo.

    El otro, es el tema de las competencias. Desde la universidad nos han hecho creer que eramos los salvadores del universo; sabiamos de todo y todo se podía arreglar con Fisioterapia. Somos, simplementes fisioterapeutas y sin un entorno acorde y un equipo en armonía, nuestras intervenciones valen muy poco.

    Nada más, me alegra haber descubierto tu fenomenal blog y muchas gracias por todo lo que nos aportas en él.

    @mca_fisio

    1. Muchas gracias por el comentario, Manolo. Llevas toda la razón, es muy importante el tema de las competencias y tener presente nuestras limitaciones, por el bien del paciente. Un saludo y espero leerte por aquí más a menudo.

  2. Muy bueno, pero a veces la propia estructura administrativa-medica impide la colaboracion, me explico, a veces se reduce al fisio a brazo ejecutor de lo que diga el medico rehabilitador o de cabecera sin permitirsele opinar y dar un tratamiento o diagnostico distinto al que ha dado el medico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *