Lo que no debes decir a una persona con dolor

No hables de dolor

Son muchas las veces en las que nos vemos en la situación de tener a un familiar, amigo o, incluso, una persona que acabas de conocer, que te comenta que está enfermo o tiene cualquier tipo de dolencia, en muchos de los casos presentando dolor crónico.

Nuestra más inmediata reacción es decir algo, nos vemos en la necesidad de abrir nuestra boca en misión de ayuda. Obviamente lo hacemos de buena fe, es algo que puede más que nosotros, tenemos que decir algo, nos pasa a todos.

La cuestión es si te has planteado alguna vez que lo que tú ves como una ayuda o apoyo, podría tener el efecto contrario e ir en detrimento de la salud de la persona.

Es de sentido común que palabras de desaliento no reportan beneficio alguno. Hay también ciertas cosas que dices que realmente no interpretas como palabras de desaliento. Está bien, acepto que algunos carezcan de sentido común y otros no se paren a pensar en la repercusión que podrían tener sus palabras. Es por ello que te voy a dar una explicación de esas que entendemos todos.  Vamos a hablar de lo que no debes decir a una persona enferma y/o con dolor y de lo que debes pensar antes de tratar de ayudar.

Lo que no debes decir a una persona con dolor…

 

  • Pues no parece que estés enfermo (sépase que esto viene acompañado de una cara de incredulidad). He presenciado esto mismo en infinidad de ocasiones, de hecho lo he vivido en mis propias carnes. Un gran sinsentido. ¿Qué cara esperas que tenga una persona enferma para que tú te creas que está enferma? Lo primero es que no deberías poner en duda que alguien está enfermo y lo segundo es que deberías tener más tacto. Diabetes, cáncer, fibromialgia, condiciones cardíacas, etc. no se ven, no esperes caras moribundas.
  • No estará tan mal si está de paseo todos los días. Esta es una de las frases que más me exasperan. Lo que se le recomienda a casi todas las personas con dolor es que se muevan, que salgan a la calle y que se muevan. Para una persona enferma y/o con dolor crónico, lo que podría ir de la mano con una depresión, salir a la calle y hacer todo lo posible por moverse es un esfuerzo extraordinario, no les hagas las cosas más difíciles con un juicio sin pies ni cabeza.
  • Todos tenemos dolores, vamos hombre no seas una nena, échale más valor. Eso no lo quiere escuchar nadie, no ayuda, sino que puede afectar bastante a la autoestima de la persona. ¿Alguna vez te has planteado que la gente normalmente no quiere sufrir?
  • Yo te entiendo. No, tú no le entiendes. Cada uno vive el dolor/enfermedad de una manera diferente y la persona pensará “otra vez con el que me entienden, si dejaran de decirlo de una vez”. Quizás te puedes aproximar a entender a la persona si has padecido algo similar a ella alguna vez, pero cada uno es un mundo.
  • Eso está todo en tu cabeza. Muy bien, ahora pensará que le estás llamando loco, un empujoncito más hacia el desánimo y desesperanza. Lo que está claro es que sin cabeza no hay dolor (sin cerebro no hay dolor), que se la corte y solución garantizada.
  • Eso es psicosomático. Esta palabra se puso de moda y ahora todo el mundo la utiliza. Normalmente va asociado a un gesto despectivo (a veces de esta manera “¡va, eso es psicosomático!” ¿Qué te crees que significa psicosomático?, ¿crees que por decir eso la persona se va a curar?, ¿no te das cuenta que le estás quitando importancia al dolor de una persona que sufre? Para la gente en general “dolor psicosomático” equivale a “locura”.

 

Lo que te debes aplicar antes de hablar de dolor…

 

  • Por favor, NO HAGAS DE MÉDICO IMPROVISADO, DEJA ESO A LOS PROFESIONALES DE LA SALUD.
  • De salud y fútbol todo el mundo sabe… pero no.
  • Lo que necesita una persona con una enfermedad/dolor es que le muestres tu apoyo. Con un “te creo, ¿puedo serte de ayuda de alguna manera?” le haces un rey.

Esta entrada no pretende ser descortés, sino hablar de manera clara de un tema que tiene mucha más importancia de la que normalmente la gente le da, ya que influirá enormemente en la evolución de la enfermedad/dolor de una persona.

La idea de esta entrada nació tras ver este vídeo de ABC RN. Desde aquí les agradezco su divulgación, la cuál nos ayuda a adentrarnos en cómo una persona enferma vive su dolor y todo lo que rodea a éste.

Podrían ser también de tu interés las siguientes entradas que tratan sobre el tema del dolor:

La imagen de cabecera es una adaptación de un dominio público de Pixabay.

8 thoughts on “Lo que no debes decir a una persona con dolor”

  1. A veces con un poco de empatía o con haber sufrido alguna vez un dolor limitante o paralizante debería sobrarnos pero una y otra vez seguimos metiendo la pata así que está muy bien recordarlo .

  2. Tambien es desesperante cuando despues de años batallando con un problema te dicen que se te pasara solo sin hacerle caso ( y esto lo dicen profesionales que es peor, al menos del que no lo es puedes pensar que lo dice sin idea con buena fe ) . Y cuando has tenido otros problemas articulares previos y mucha experiencia al respecto sabes que esto no suele ser verdad

  3. Ademas a veces los enfermos no estamos en la calle porque queremos, no todos los enfermos tenemos quienes nos hagan la compra y las gestiones. Muchas veces nos gustaria no tener que salir pero no nos queda mas remedio

    1. Hola Dacil. No entiendo muy bien este comentario. De cualquier manera, miremos el lado bueno, es importantísimo el mantenerse activo en toda patología y hay veces que tener a alguien que nos haga las cosas puede ir en detrimento de nuestra salud. Un saludo.

  4. Yo creo que muchas veces lo de psicosomatico es una excusa para no investigar bien la parte fisica y ahorrarse en pruebas y especialistas. Gracias por tu apoyo Jorge.
    Por cierto, en España la fisioterapia publica es penosa por la falta de interes e inversion de los profesionales. Es una lastima pero muchas veces si no pagas directamente la consulta no tienes acceso a un tratamiento o a un tratamiento de calidad. En la publica muchas veces con enchufarte a maquinas y mandarte parafina ya se creen que han cumplido. Por no hablar de la mania de las sesiones diarias de fisioterapia profesional que creo que muchas veces son innecesarias

  5. Hola Dacil. Yo considero que tenemos un buen sistema de salud, si hablamos de la gran suerte que tenemos de tenerlo, comparándonos con muchos países en el mundo. Si que es verdad que podríamos mejorar algunos aspectos, pero algunas veces es más complicado de lo que creemos. Tienen un presupuesto y mucha gente a la que ver. Ellos también querrían poder dar un mejor servicio, pero estoy seguro que en general hacen todo lo que está en sus manos. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *