Ligamento cruzado anterior, la información más completa

Anatomia del ligamento cruzado anterior

Es momento de hablarte de uno de los ligamentos más nombrados, especialmente si te mueves en el mundo del deporte, es hora de hablarte del ligamento cruzado anterior (LCA o ACL si lees artículos en inglés). Este ligamento es bastante complejo por su forma, localización y función y ésta es la razón por la que quería escribir sobre su anatomía y función, basándome en los estudios científicos más relevantes.

Empecemos pues…

Anatomía del ligamento cruzado anterior

El ligamento cruzado anterior, como los demás ligamentos, es una estructura formada por tejido conectivo (de unión). Este ligamento tiene unión (inserción) tanto en la tibia (hueso de la pierna) como en el fémur (hueso del muslo). Es un ligamento intraarticular, lo que quiere decir que está dentro de la cápsula articular de la rodilla (membrana que rodea la rodilla).

Inserciones del ligamento cruzado anterior

La inserción en el fémur es en forma de semicírculo verticalmente dispuesto. Se inserta en la parte posterior de la zona medial (interna) del cóndilo lateral (externo). El ligamento cruzado anterior se dirigirá hacia abajo, hacia dentro y hacia delante para insertarse en la tibia.

En cuanto a su inserción en la tibia, está localizada en una fosa en la parte anterior y lateral (delante y afuera) de la espina medial de la tibia. Algunas fibras del ligamento irán bajo el ligamento transverso intermeniscal (ligamento que une los meniscos) y podría mandar expansiones a la inserción de los cuernos anterior y posterior del menisco externo.Ligamento cruzado anterior

Su longitud es de 22 a 41 mm y su anchura de entre 7 y 12 mm. La sección del ligamento es irregular y su área se ve incrementada conforme nos acercamos a la tibia, yendo de 34 mm² a nivel del fémur hasta 42 mm² en su inserción en la tibia. Así, la inserción tibial es mayor y más fuerte que la femoral.

El ligamento cruzado anterior es perpendicular respecto al ligamento cruzado anterior y al ligamento lateral externo.

El ligamento en más detalle

Los estudios hablan de que podemos diferenciar dos partes en el ligamento cruzado anterior: la antero-medial (AM) y la postero-lateral (PL). Más información en Anatomy of the Anterior Cruciate Ligament with Regard to Its Two Bundles de Wolf Petersen y col. Mientras que otros hablan de tres partes: antero-medial, intermedio y postero-medial.

Fijándonos en la composición bajo microscopio, se diferencian las partes proximal, media y distal. Cada parte tiene una composición diferente que será su factor diferenciador.

Inervación y vascularización

En cuanto a la inervación, el ligamento cruzado anterior recibe fibras nerviosas del nervio tibial. Las mencionadas fibras nerviosas tienen receptores: Ruffini, sensibles al estiramiento, Vater-Pacini, sensibles a movimientos rápidos, receptores de tensión de Golgi y terminaciones nerviosas libres que se encargan del dolor y podrían tener efectos moduladores al liberar neuropéptidos con función vasoactiva.

Nervio tibial

La vascularización se la da la arteria genicular media que proviene de la arteria poplítea, aunque el aporte sanguíneo es bastante pobre, principalmente en la parte distal del ligamento cruzado anterior (más cerca de la tibia), habiendo una zona avascular (sin vascularización), lo que hace que no tenga una buena capacidad de recuperación.

Arteria tibial

Función del ligamento cruzado anterior

  • Su papel fundamental es dar estabilidad a la rodilla, evitando el movimiento excesivo de la tibia hacia delante.
  • Es un limitador de la hiperextensión de rodilla.
  • Limita, mínimamente, la rotación externa  de la rodilla y el varo-valgo, particularmente cuando la rodilla soporta carga.
  • Tiene una importante función propioceptiva que se la debemos a la presencia de tres de los receptores nombrados en el apartado anterior (Ruffini, Vater-Pacini y Golgi).

Cabe destacar también el comportamiento de las diferentes partes del ligamento cruzado anterior. En extensión de rodilla, fascículo antero-medial y postero-lateral son paralelos. Sin embargo, en flexión de rodilla, el fascículo antero-medial se tensa y rodea en espiral al postero-lateral, el cuál aparece más corto. Sobre este tema hay información que podría diferir en función del investigador que leas.

Aquí te dejo algunas de las fuentes que puedes consultar si quieres aún más información Histological analysis of the tibial anterior cruciate ligament insertion de Oka S y col.Anatomy of the anterior cruciate ligament insertion sites: comparison of plain radiography and three-dimensional computed tomographic imaging to anatomic dissection de Lee JK y col., Anatomy of the anterior cruciate ligament de Duthon VB y col. Physiopedia.

Las imágenes sin pie son dominio público de la Wikipedia y Pixabay.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *