Fisioterapia ¿la profesión sanitaria repudiada?

La Fisioterapia a veces se repudia

Puede que el título de esta entrada no suene muy bien a los oídos del fisioterapeuta. He de reconocer, que a los míos tampoco, pero es una realidad a la que deberíamos estar acostumbrarlos (que no tomar como costumbre). Desde que empecé a escribir en el blog, he recibido comentarios de todo tipo. Considero que todos son buenos porque invitan a la reflexión y hoy es día de compartir algunos contigo.

Cosas que dicen sobre los Fisioterapeutas

No son dos ni tres las veces que he escuchado cosas provenientes de otros profesionales sanitarios…

“Los fisioterapeutas son unos iluminados”

“Los fisioterapeutas se creen todopoderosos”

“Vaya tela, las pamplinas que dicen”

Estas tres serían entre sanitarios, pero tenemos otras que algunos profesionales de la salud dirigen a pacientes, como…

“Mejor no vayas al fisio”

“Deja a tu fisio, que va a ser para peor”

“Con la opinión y tratamiento del médico tienes suficiente”

¿Estoy de acuerdo con estas afirmaciones/consejos?

No.

¿Entiendo que se digan? Lamentablemente sí, siempre y cuando no tengamos en cuenta las veces que se dicen de manera injustificada.

Te explico. Me voy a poner en la piel de un médico traumatólogo y un médico de cabecera, que están de charla en un congreso, cualquiera que fuere.

“Macho, me dice un paciente que el dolor de espalda que tiene, es debido a una inflamación del intestino delgado, que causa un malalineamiento vertebral.  Al parecer, también contribuye su intolerancia al gluten. Dicho por un fisioterapeuta. Además de decirle que deje el tratamiento que le había recomendado y que necesita una evaluación kinesiológica en profundidad, posterior consejo nutricional y no sé que más”

“No te extrañe. A mí me llegó un paciente diciéndome que su fisioterapeuta le había dicho que la razón de que su dolor lumbar no mejorara era un trauma infantil. Sumando a esto, una mala sincronía cráneo-sacral, por pobre movilidad de los huesos del cráneo, esguince crónico y restricción de no sé qué fascia”

“O los fisios están a otro nivel, son seres superiores fuera de nuestro alcance, o lo de considerar a la Fisioterapia como una ciencia, va a haber que replanteárnoslo.

¿Qué pienso cuando escucho estos comentarios?

En palabros andaluces… “ojú, qué pechá! En ocasiones aparece desesperanza y en otras el sentir va más allá… incomprensión, sorpresa (no grata), enojo…

Me temo que este es el pan de cada día, pasa mucho más de lo que debería, a estas alturas del cuento.

Muchas veces me han comentado que no todo es Fisioterapia basada en la evidencia, que hay que echar mano de la experiencia, del día a día en la clínica. Sin duda, el trabajo diario es una pieza fundamental y la investigación sería la guía, la cuál adaptaremos/modificaremos en función del paciente que tengamos delante.

Obviamente seguir la evidencia a raja tabla es un sinsentido. No estamos hablando de recetas en la cocina, sino de salud en un mundo real.

Por todos es sabido que todo tratamiento ha de ser ser individualizado. A la investigación se le achaca que da recetas que se alejan de la realidad de la clínica. No lo cojas como un recetario, sino como una herramienta de consulta, para tener una idea sobre la que trabajar.

El problema es que el que no puede (normalmente no quiere) leer estudios científicos, echa mano de esto que te comento para justificar actuaciones injustificables. “La investigación no lo es todo” no significa “hago lo que quiero porque a mí me vale”.

Dejemos los inventos de lado y hagámonos respetar.

Si somos una ciencia, hagamos ciencia

Se nos llena la boca con la palabra ciencia, pero la ciencia se hace no se dice. Si queremos defender la Fisioterapia, no queramos abarcarlo todo. No queramos saber más que el nutricionista, el endocrino, el traumatólogo… ¿Sabes por qué? Porque primero debemos saber de Fisioterapia y después… más Fisioterapia.

No queramos ser una profesión de maestros liendre (el que de todo sabe y de nada entiende). Seamos “sólo” fisioterapeutas, de esos que hacen Fisioterapia, entendiendo la Fisioterapia como una ciencia. SI SOMOS UNA CIENCIA, HAGAMOS CIENCIA.

No respondamos a las críticas con un “pues anda que los médicos hacen las cosas bien”, “pues esa enfermera bien podría callarse porque no sabe ni lo que hace”. Típico problema de nuestra sociedad, tratar de justificarnos mostrando las carencias del otro. También llamado el “tú más”, muy presente en política. ¿Eso nos hace ser mejores? No. Eso no es más que una negación a la llamada a la reflexión y la autocrítica.

Parémonos a pensar lo que dicen y por qué lo dicen, pero antes de nada… empecemos a hacer CIENCIA.

 

9 thoughts on “Fisioterapia ¿la profesión sanitaria repudiada?”

  1. Magnífico texto. Que como colectivo trabajemos como una ciencia, respetando a las demás y trabajando de manera multidisciplinar con ellas, va en beneficio de la salud pública y de nuestra profesión.

  2. Es hora de dejar esta profesión porque lamentablemente los fisios con tendencia hacia las “magias” son mayoría y manejan los hilos. Y así es imposible trabajar

    1. Hola María. No hay que ir tan lejos. Es arrimar el hombro entre todos, para que las cosas cambien. Me consta que hay gente haciendo ya cosas importantes para que esto cambie, desde dentro de colegios profesionales y universidades. Así que ánimo, que ya llegarán tiempos mejores. Un saludo.

  3. Me parece muy buen artículo yo como fisioterapeuta y apasionada de mi profesión, tengo que decir que muchos problemas lumbares vienen de restricciones fasciales de intestino, ya que al principio de mi carrera ponía MO, Tens y ejercicios..una manera creo que mas lenta y general. Después de seguir estudiando…es lo que tiene nuestra carrera, los médicos se dedican a ver a los pacientes 10 min como mucho y el fisioterapeuta tiene que estar con el paciente como mínimo unos cuantas sesiones de mas de 10 min y es cuando te das cuenta que hay que seguir estudiando. Hice osteopatía que te da un campo mas grande y un recordatorio anatómico-biomecánico imprescindible. Cualquier profesional de la salud con el que hables se da cuenta que estamos hechos de ESTRUCTURA, QUIMICA , EMOCIÓN Y ENERGÍA. Que los estudios científicos se basen mas en la química luego la estructura y ya como coletazo se le dice a el paciente que se anime. Creo que el fisioterapeuta intenta englobar esos cuatro pilares a veces los pacientes con química van bien, otras veces con quimica y trabajando su estructura y ya si quieres perfeccionar tu tratamiento tienes que crear confianza a el paciente y que vaya tomando conciencia de el porqué le pasa eso que problemas emocionales tiene y demas…no estoy hablando de terapia, nosotros creo que desde mi humilde opinión tenemos que animarle y por último la ENERGIA…maravillosa yo siempre la considero con el ejercicio, fundamental cargarse de energía equilibrar cadenas musculares para ser efectivos.
    Últimamente me tiene bastante frita con el tema de lo científico y no científico. Todos los profesionales sanitarios hemos estudiado una carrera sanitaria basada en la ciencia pero cada maestrillo tiene su librillo y de los 4 pilares que he mencionado la fisioterapia se basa en la estructura, pero hay que dar de espalda a la quimica , la emoción y la energía del sujeto a el que tratamos. Creo que muchos profesionales tenemos que ser humildes y en España seguir remando hacia el mismo lado no tirarnos piedras sobre nuestro propio tejado, llamandonos magufos unos a otros o poniendo etiquetas, (que bastante cruz tiene la fisioterapia en españa) como para tirarnos piedras unos a los otros os recuerdo que nosotros somos los únicos que pasamos mas de 10 min con los pacientes durante días que dura un tto.
    Es una pequeña opinión y os animo a no juzgar ,observar , estudiar y probar en vosotros mismos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *