Fascitis plantar, ¿las plantillas sirven de algo?

Plantillas para la fascitis plantar

Le estoy cogiendo gusto a hacer revisiones de los estudios más recientes, y no tan recientes, que hablan de la efectividad de cierto tipo de intervenciones en el tratamiento de lesiones. En este caso te vuelvo a hablar de la fascitis plantar, como ya hice en Fascitis plantar ¿funcionan las ondas de choque? y Fascitis plantar ¿debo estirar?, pero en este caso le toca el turno a las plantillas.

La razón por la que he querido hacer esta revisión de los estudios más importantes que nos hablan de las plantillas como medio de tratamiento para la fascitis plantar es la infinidad de gente que se plantea su utilidad real y la cantidad de profesionales trabajando en este sector.

Hagamos memoria

Para aquellos que necesitan que les refresque la memoria sobre lo que es la fascitis plantar, aquí os dejo un vídeo resumen muy sencillo que te aclarará los puntos más a tener en cuenta:

Además, puedes echar un ojo a estos otros vídeos para profundizar un poco más: Causas de la fascitis plantar y Fascitis plantar en pocas palabras.

Antes de empezar a nombrar artículos, quiero introducirte algunos términos que te harán más fácil entender esta entrada. El primero es “custome-made” que significa “hecho a medida” y el segundo es “orthoses/orthotic shoe inserts” que significa “órtesis” y que vendría a ser el equivalente a “plantillas” en el lenguaje de la calle, aunque realmente algunas de ellas no son muy parecidas a lo que conocemos como plantillas.

De cualquier manera, para hacer más fácil la comprensión de esta entrada, voy a referirme a ellas como plantillas desde ahora en adelante. Otra cosa que debes saber es que estas “orthoses” son hechas de una gran variedad de materiales, lo que se traducirá en que sean flexibles, semi-rígidas o rígidas. En este punto no voy a profundizar porque te aburriría, así que me voy a centrar en hablar de plantillas de lo que más te interesa, de manera sencilla y, quizás, dando algunas pinceladas si lo creo imprescindible, para los fisioterapeutas y demás profesionales sanitarios.

¿Qué dicen los estudios?

Bueno, vamos a empezar con lo que nos atañe hoy, las plantillas y su eficacia. En esta ocasión, te voy a dejar infinidad de estudios, para aquellos que les gusta esto de las palabrajas raras de los “tíos listos”.

De 1991 a 1999…

Remontémonos al 1991 con Effectiveness of orthotic shoe inserts in the long-distance runner de Gross ML y col. donde encontramos un estudio en el que se distribuye un cuestionario a corredores de larga distancia que usaban plantillas y que tenían diferentes lesiones, entre las que estaba la fascitis plantar. El grado de satisfacción entre dichos corredores fue muy alto, siendo un 75.5% el grado de completa recuperación o gran mejoría de la lesión. Nos hablan pues, de una posible eficacia a tener en cuenta con el uso de plantillas. Si le quieres buscar los “peros” a este estudio, deja un comentario y te paso el PDF.

Avanzamos hasta el 1999 con Comparison of custom and prefabricated orthoses in the initial treatment of proximal plantar fasciitis de Pffefer G y col. Este estudio despertó mi interés porque nos dice que las plantillas prefabricadas (las que vienen hechas de una manera determinada de fábrica) usadas en combinación con estiramientos (en este enlace te dejo los estiramientos ideales para la fascitis plantar) podrían ser más efectivas que los estiramientos solos y que los estiramientos en combinación con plantillas hechas a medida.

Seguimos en 1999 con The influence of medial and lateral placement of orthotic wedges on loading of the plantar aponeurosis de Kogler GF y col., que te lo dejo aquí no por su relevancia sino por el interés que te podría despertar el saber los diferentes efectos biomecánicos a nivel de la fascia plantar que encontraron al poner cuñas en la parte interna y externa del pie.

De 2004 a 2008…

Damos un salto de 5 años para leer en 2004 Effectiveness of different types of foot orthoses for the treatment of plantar fasciitis de Landorf KB y col. donde se nos dice que las plantillas podrían útiles para el manejo de la fascitis plantar, pero en este caso no encuentran diferencia entre las prefabricadas y las hechas a medida.

En 2008 nos encontramos un estudio de esos hermosos, por el número de estudios previos a los que se refiere y participantes que se tienen en consideración (recuerda, cuando encuentres la palabra “meta-análisis” en el título de un estudio o en la letra pequeña, siempre leelo con detenimiento porque es uno de los que se presuponen “buenos”). El estudio es Custom-made foot orthoses for the treatment of foot pain de Hawke F y col. y nos dice (en las conclusiones) que hay evidencia de la eficacia del uso de plantillas hechas a medida para el tratamiento de fascitis plantar (o eso interpreto yo), pero, sin embargo, la evidencia es limitada a la hora de en qué criterios hay que basarse para prescribir las plantillas.

Cuando leo con más detenimiento el artículo, me doy cuenta de que no se habla de la eficacia de las plantillas en la fascitis plantar, sino de que las plantillas no parecen reducir el dolor más que otras técnicas de tratamiento o ni siquiera más que “plantillas de pega” (placebo). Sí, esto toca la moral y la fe en meta-análisis, grrrrr.

En 2009…

Otro estudio de esos hermosos en 2009 Does the use of orthoses improve self-reported pain and function measures in patients with plantar fasciitis? A meta-analysis de Lee SY y col. nos habla de la posible eficacia de las plantillas para reducir el dolor y mejorar la funcionalidad en pacientes con fascitis plantar, tanto a corto como a largo plazo. También se hace hincapié en el hecho de que en los estudios analizados hay insuficientes datos de grupos control (grupo de participantes con los que comparar resultados).

En 2009 también, Effectiveness of prefabricated and customized foot orthoses made from low-cost foam for noncomplicatedplantar fasciitis: a randomized controlled trial de Baldassin V y col. nos dice que no hay diferencias entre plantillas prefabricadas y plantillas a medida de bajo coste, presentándonos el EVA (ethylene vinyl acetate) como el material de elección.

Más de lo mismo en 2009 con Custom vs. Prefabricated Orthoses for Foot Pain de Kripke C.

Plantilla para la fascitis plantar

Plantilla hecha a medida

De 2011 a 2013…

En otra revisión, pero en este caso más reciente, 2011 Plantar fasciitis – to jab or to support? A systematic review of the current best evidence de Uden H y col. nos dicen que las plantillas hechas a medida parecen ser buenas para reducir el dolor debido a la fascitis plantar, así como para mejorar la función. Otro estudio de este año que recomienda las plantillas, tanto prefabricadas como a medida es Diagnosis and treatment of plantar fasciitis de James D Goff y col.

El 2012 sigue la misma línea con Treatment of plantar fasciopathy de Kaikkonen M y col.

En 2013 Full-length silicone insoles versus ultrasound-guided corticosteroid injection in the management of plantar fasciitis: a randomized clinical trial de Yucel U  y col. compara las plantillas con la inyección de corticoides (guiada con ultrasonidos), sacando como conclusión que ambas podrían ayudar pero las plantillas deberían ser la primera elección entre estas dos opciones.

De 2014 a 2016…

En 2014 Therapeutic effect of extracorporeal shock wave combined with orthopaedic insole on plantar fasciitis de Yan W y col. nos habla de los buenos resultados de las plantillas en combinación con ondas de choque en comparación con ambas opciones aisladamente, encontrando mejoría en dolor, grosor de la fascia plantar y tiempo andado sin parar.

Para terminar, el estudio de 2015 A randomized controlled trial of custom foot orthoses for the treatment of plantar heel pain de Wrobel JS y col. nos habla también de los beneficios de las plantillas, siguiendo con la tónica anterior, pero en este caso parecen encontrar que las plantillas a medida podrían ser la elección más indicada.

Conclusiones

Lo que debes tener presente en cuanto a plantillas y fascitis plantar se refiere es:

  • Parece que a lo largo de los años ha habido una de cal y otra de arena en cuanto a la eficacia de las plantillas en el tratamiento de la fascitis plantar. Sin embargo, la línea que están tomando los estudios de los últimos años parecen indicar que las plantillas podrían ayudar a combatir dicha lesión.
  • El beneficio que reportarían las plantillas sería ayudar a reducir el dolor y a mejorar la funcionalidad.
  • En cuanto a qué tipo de plantillas son mejores, prefabricadas o a medida, hay opiniones de todo tipo. Últimamente, las plantillas a medida parecen estar más en boga, aunque, bajo mi humilde opinión, quizás las prefabricadas serían una buena elección por aquello de que su precio es más reducido.
  • Las plantillas parecen estar indicadas en combinación con otras terapias, mejor que de forma aislada. Por ejemplo, junto con ondas de choque o estiramientos de la fascia plantar.

También te interesa leer otras de nuestras revisiones sobre la fascitis plantar:

Espero que esta entrada os sea de utilidad, tanto a profesionales de la salud como a pacientes. Por favor, no dudes en dejar un comentario si lo crees oportuno. Insisto, compartir es aprender y aprender es mejorar.

La foto de cabecera es dominio público de Pixabay.

9 thoughts on “Fascitis plantar, ¿las plantillas sirven de algo?”

  1. Hola, buenas noches. He leído con detenimiento el artículo que has planteado. La revisión bibliográfica está muy bien antes de comentar lo que uno piensa con o sin criterio en todos los ámbitos de la discusión. Entiendo que hay muchas limitaciones en el momento de clasificar las fascitis en cuanto a su etiología ( por lo tanto no están en la misma condición de: etiología-posible tratamiento. consideración básica). Echo en falta los criterios de inclusión homogéneos en los estudios, por tanto hablamos de una entidad patológica pero no de su causalidad. Para mi, importante!. Echo en falta el grado de afectación, fascitis lo serán todas pero no en el mismo grado, qué engrosamiento y/o deterioramiento tenemos en el momento del tratamiento. Echo en falta las actividades de la vida diaria de la persona así como sus características morfotípicas que hagan que las comparaciones de los estudios sean correctas.
    Por otro lado y en mi caso viniendo del mundo de la podología, siempre he creído en los tratamientos personalizados antes que en los tratamientos prefabricados. Aunque sean más baratos, el veneno aunque barato, sigue siendo veneno. Creo que si hablamos de tratamientos, o apostamos por las máximas garantias o no esperemos milagros, aunque los hay!
    Por otro lado es una entidad sumamente compleja que implica estructuras que trabajan en compresión-distensión esto implica que los soportes plantares como mucho pueden ayudar en alguna de las fascitis y en aquellas que mejoren relajando la compresión-distensión de la fascia. No ayudarán en todas las fases de la marcha, así que en en choque quizás y en el medio apoyo quizás lo que seguro no, es en la propulsión. Esto último da pie a

  2. Esto último da pie a considerar que la fascitis plantar, si queremos aumentar el porcentaje de éxito deberá ser una entidad tratada de modo multidisciplinar; sea Fisioterapeuta, quiropráctico, podólogo, rehabilitador……..
    Está genial el planteamiento de comentarios sobre patologías con revisiones bibliográficas. Felicidades!!!

    1. Hola Carles. Antes de nada, muchas gracias por tu aportación, todo comentario es bien recibido, ya que la base de mi blog es ayudar y ser ayudado a mejorar en nuestra profesión. Lo que pretendo con este artículo, no es más que transmitir a toda persona que se lesiona y carece de conocimientos relacionados con la salud, que las plantillas pueden ser una herramienta a considerar en el tratamiento de la fascitis. Debe ser decisión del profesional de la salud que corresponda (fisioterapeuta, médico, podólogo…) decidir si es conveniente o no para el paciente en cuestión. En ningún caso pretendo que mi blog sea un libro de recetas para los pacientes, porque bien es sabido que no existe una lesión igual a otra (en este caso no hay fascitis igual a otra). Así como los artículos están escritos para la fácil comprensión de todo el mundo, siempre dejo referencias bibliográficas para que los profesionales de la salud lleguen a sus propias conclusiones, al igual que yo hago en el ámbito profesional.
      Estoy contigo en que los estudios tienen claras lagunas en cuanto a etiología de la lesión, grado de la misma y las demás que planteas y a las que sumo el material y, por tanto, características de las plantillas, en muchos estudios (flexibles, rígidas…) Esto es algo a lo que estamos más que acostumbrados. La evidencia, a día de hoy, es poco evidente. Tú mismo sabrás muy bien que ni tan siquiera se tiene claro el mecanismo y etiología en muchas lesiones en corredores, como pueden ser el síndrome de la cintilla iliotibial o la periostitis tibial.
      En cuanto a las plantillas, creo que el principal problema (sobre todo para el paciente) es el coste desorbitado. Te pongo el ejemplo de mi lugar de residencia (Inglaterra). Las plantillas a medida te pueden costar fácilmente £400 libras y no hay mucha gente dispuesta a pagar ese dinero cuando les dices que la bibliografía dice que las plantillas a medida podrían ayudar (ellos quieren un “te van a ayudar”). Sin embargo, están más dispuestos a intentar con las prefabricadas. Es por esto que hablo de que quizás las prefabricadas serían una “buena elección” y nunca digo “la mejor elección” (de hecho la fotografía del artículo es de mis propias plantillas a medida, que me hizo un amigo podólogo).
      Para terminar, totalmente de acuerdo con la importancia del equipo multidisciplinar y también le doy una gran importancia a la necesidad del tratamiento combinado para la fascitis plantar (estiramientos, ondas de choque-dependiendo del estadío de la lesión, etc.), ya que el tratamiento único no parece ser nunca mejor que el combinado.
      Muchísimas gracias de nuevo por tu aportación y espero leerte por aquí a menudo.

  3. Desde de mi humilde experiencia profesional como podóloga especialista en ortopodología y podología deportiva (es una lesión q suele aparecer con bastante frecuencia en este colectivo) he de decir que en un alto porcentaje de los tratamientos que realizo con ortesis plantares personalizadas (muy personalizadas) la fascitis avanza muy positivamente; si también es cierto que casos suelo trabajar mano a mano con un colega fisioterapeuta y que creo q nuestro éxito está precisamente ahí, en la colaboración entre especialistas. Así que si tengo q resumir mi opinión, SI las plantillas personalizadas ayudan a solucionar las fascitis en un alto porcentaje de los casos, pero creo que el tratamiento debe complementarse si o si con fisioterapia. Y si, en inglaterra las plantillas de las que hablo tienen un precio demasiado elevado, pero en España no es el caso y hoy en día los avances tecnológicos nos permiten enviar ortesis plantares de este tipo a cualquier parte del mundo, ahí lo dejo …

    1. Hola Marta, muchas gracias por tu aportación. En ningún caso he puesto en duda que las órtesis personalizadas no funcionen, simplemente porque la evidencia dice que funcionan. Sí es cierto que no está claro que la diferencia entre prefabricadas y personalizadas sea grande y la diferencia de coste en España, Inglateraa u otros países, existe. Yo no estoy aquí para convencer a nadie de nada, ni para echar por tierra el trabajo de nadie, en absoluto. Yo escribo de la manera más rigurosa posible y cuando lo que escribo es opinión, así lo indico. Si con tu forma de trabajar tienes buenos resultados y los pacientes están contentos…soy defensor del “haz lo que te funcione a ti, siendo honesto con el paciente y contigo mismo”. El fin de este blog es intercambiar información y que de esta manera todos crezcamos, es por ello que te agradezco tu intervención. Un saludo y sé bienvenida a escribir en mi blog, si lo crees opurtuno, aquí todo el mundo tiene voz.

  4. Ya sabemos que hay estudios para rebatir y contrarrebatir todo…pero si tu día a día te permite comprobar en casos reales que con una plantilla y ejercicio terapéutico se erradica la fascitis plantar, esa es la mejor garantía que pueda haber.
    Saludos !

    1. Buenas tardes Darío,

      Los estudios nos permiten saber qué ejercicios y qué plantillas, de manera que la práctica en la clínica pueda mejorarse. Es más, tu tratamiento de elección, probablemente sea fruto de la investigación. Por ejemplo, el ultrasonidos se ha usado durante muchos años para la fascitis plantar en combinación con otras técnicas. Los estudios te permiten ahorrarte ese tiempo (y dinero), ya que muy probablemente el ultrasonidos no tenga nada que ver con la mejora del paciente. Bajo mi punto de vista, la investigación está mejorando, y mucho, nuestra práctica diaria.

      Un saludo.

  5. Hola Jorge, me he topado con una entrada tuya y he ido saltando a otras publicaciones. Te felicito por las labores de búsqueda que hacen que esta página pase a estar en mis favoritas para seguir leyéndote y así ayudarme a mi misma como fisioterapeuta en la búsqueda de artículos.
    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *