El paciente del fisio que habla mucho

Fiaioterapia es más que masaje.

Dado que parece que este blog está teniendo una aceptación considerable, he decidido que es hora de hablar de algo de gran importancia, es hora de informarte de que la Fisioterapia ha cambiado y mucho. Es hora de que los pacientes cambien su mentalidad a la hora de ir al fisioterapeuta y sobre la figura del mismo. Es hora de enterrar mitos y dar paso a la realidad de la Fisioterapia de nuestros días (según muchos de de nosostros).

Como muchos debéis saber a estas alturas, después de leer este blog durante un tiempo, una de las metas que me propuse cuando empecé a escribir es que la gente conozca qué es Fisioterapia. Debéis saber que la idea de Fisioterapia que muchos teníais y, por desgracia, otros muchos todavía tenéis, debe pasar a mejor vida.

Te voy a explicar a lo que me refiero con un ejemplo:

Es muy común que nos encontremos con el típico paciente que dice “fui a un fisio y hablaba mucho, pero apenas me tocó”. Los típicos pensamientos que pasan por la cabeza de este paciente es “este fisioterapeuta no es bueno porque no me tocó apenas”, “qué tipo de fisioterapeuta ni siquiera te da un masaje”, “para hablar, me quedo en mi casa y le cuento mis cosas a mi marido/esposa”, “la próxima vez me voy al fisio de mi vecina, que ese sí que trata bien”

Grábate algo en la cabeza y no lo olvides nunca… MÁS TOCAR NO ES MEJOR TRATAR Y RAZONAMIENTO SIEMPRE ANTES QUE TOCAMIENTO.

La Fisioterapia, como muchas otras profesiones del ámbito de la salud y otros campos muy diversos, ha dado unos cuantos pasos al frente, para dejar de ser una profesión que se basa en el “a mí me funciona” y pasar a basarse en “lo que la evidencia científica muestra”. Eso de “eso es lo que se ha hecho de siempre, por algo será”, debe dejar paso al “se ha demostrado científicamente que funciona”. Yo siempre pongo un ejemplo para el absurdo “eso es lo que se ha hecho de siempre, por algo será” y que es muy mencionado en el mundo del minimalismo en el atletismo. Hace cientos de años vivíamos en cueva y pasábamos frío, ¿eso significa que lo debemos seguir haciendo? No. Hace cientos de años corríamos en taparrabos, detrás de animales y nos peleábamos por la comida, ¿eso significa que lo debemos seguir haciendo? No. Lo que se ha hecho siempre puede no ser correcto o haber sido lo correcto para el momento en el que se vivió y no debe ser nunca lo que justifique nuestras actuaciones presentes. Aquí es donde me gustaría recordarte una foto que colgué el otro día en instagram:

Actualización en fisioterapia

Creo caracterizarme por ser una persona de mente abierta y, como tal, no desecho nada de primeras. Por supuesto, pienso que lo que se ha hecho siempre a de tenerse en consideración, ya sea para tenerlo en cuenta en estudios o para ponerlo como ejemplo de lo que fue y hacia dónde derivó.

Volvamos al ejemplo de “fui a un fisio que hablaba mucho, pero apenas me tocó”. No hace mucho tiempo y, en algunos sitios, incluso en la actualidad, ir al fisioterapeuta significa “me hacen unas preguntas muy rápidas para llenar un formulario y luego masajito o menearme las coyunturas (articulaciones)”.

En la nueva Fisioterapia, las preguntas son muchas y no tan rápidas y los masajitos y meneo de coyunturas brillan por su ausencia. La información que el fisioterapeuta va a obtener es tremendamente valiosa para tu posterior recuperación, lo que tú le cuentes al fisioterapeuta y lo que éste te transmita en esa conversación es probablemente la parte más importante del tratamiento, porque sí, eso de “las preguntitas” es también Fisioterapia. Carlos Alonso ( @carlosalonso78 en twitter, fisioterapeuta que colaboró en el vídeo en el que La Fisioterapia.net celebró su primer aniversario) dijo algo muy interesante en este vídeo “cuanto menos tiempo tenga el fisioterapeuta para hacer técnicas y más se dedique a la evaluación, menos tiempo para meter la pata”, lo cuál yo interpreto como “cuanto más tiempo le dediques a recabar información, menos probable será que te equivoques a posteriori”.

Paciente, SABÍAS QUE ES POSIBLE QUE CUANDO VAYAS AL FISIO, EN EL TRATAMIENTO ÉSTE NO NECESITE TOCARTE, uff, lo que he dicho (sí lo hará en el examen físico).

La típica reacción de las personas que van al fisio y el tratamiento recomendado es ejercicios en casa y adaptaciones en la vida diaria…

“Pues vaya fisio de ******, que ni siquiera me ha tocado”. Explicación con un ejemplo… paciente con fascitis plantar (mejor llamada fasciosis plantar). El fisio llega a la conclusión tras una serie de preguntas y examen físico. Posible tratamiento recomendado: reposo relativo (hacer ejercicio en la medida de lo posible, siempre que no empeoren la situación) estiramiento de la fascia plantar, músculos de la pantorrilla e isquiosurales (músculos de detrás del muslo) y ejercicios excéntricos (cabe la posibilidad de que necesites plantillas u otros ejercicios, esto de la fisioterapia no es un recetario). ¿Cuánto te ha tocado este fisio? Nada. ¿Calidad del tratamiento?: muy buena, basado en estudios científicos de peso.

“Pues vaya pérdida de tiempo y dinero” Explicación con un ejemplo… tratamiento de la fasciosis plantar de esos en los que te dan un masaje y te ponen ultrasonidos dos veces a la semana. ¿Coste mensual? Si un tratamiento es 30 euros, 240 euros al mes. Con el tratamiento descrito anteriormente, visita al fisio la semana posterior a la primera consulta (más que nada para cerciorarnos de que los ejercicios se están haciendo de manera correcta y quizás para realizar movilizaciones de tobillo y articulaciones del pie) y después de eso, cada dos semanas (y a veces menos), si todo va bien. ¿Coste mensual? 90 euros. El segundo tratamiento es mucho más económico y más efectivo.

“Para hacer tres ejercicios de nada, me los busco en internet y me ahorro el dinero” Explicación con un ejemplo…. paciente que llega a mi consulta “he estado haciendo los ejercicios que dicen en internet para el tratamiento del menisco externo de la rodilla y no mejora ni un poco”. Primero, lo que tenía era síndrome de la cintilla iliotibial y segundo, no hay mucha información en internet de la que se pueda fiar uno. El fisioterapeuta estudia mucho para ser capaz de darte el diagnóstico adecuado, así como los ejercicios necesarios para la mejora de tu lesión. Internet miente y mucho.

¿Qué te quiero decir con todo esto que te cuento? Debemos educar al paciente para que empiece a ver el trabajo del fisioterapeuta como corresponde a nuestros tiempos y valorar lo que tiene que ser valorado y no lo que se ha creído de valor y está desfasado.

Para terminar quédate con esto…NO ES MEJOR FISIOTERAPEUTA EL QUE MÁS TOCA, SINO EL QUE MÁS ESTUDIA Y RAZONA.

O mejor incluso, la aportación del compañero fisioterapeuta Luis Torija (@luistorija), al que estoy muy agradecido, matizando muy bien el párrafo anterior: No es mejor fisioterapeuta el que más toca, NI EL QUE MÁS HABLA, sino el que más estudia y MEJOR razona (no todo razonamiento es bueno).

Espero que este artículo consiga lograr el objetivo para el que ha sido escrito y tu visión sobre fisios y Fisioterapia se actualice.

La foto de cabecera es dominio público de Pixabay.

10 thoughts on “El paciente del fisio que habla mucho”

  1. Buenas tardes Jorge,
    excelente entrada, como de costumbre, pero me gustaría hacer un par de comentarios. Respecto al comentario de Carlos y tu posterior interpretación estáis dando por sentado que solo en el momento de las técnicas se puede uno equivocar. Esto no es del todo correcto (“La palabra es fuente de malentendidos” nos recuerda el Zorro en ese libro de enseñanza global que es El Principito), hablar puede ser el momento en el que metamos la pata. Basta pensar en lo fácil que es crear banderas amarillas en nuestros pacientes por una mala administración de información.
    El segundo aspecto que me gustaría remarcar es que en la comunicación, como en la fisioterapia, más no es mejor. No es mejor el fisioterapeuta que más pregunta, sino el que pregunta por toda la información que le hace falta y por ninguna información innecesaria. Ni es mejor el fisioterapeuta que más explica, sino el que explica al paciente lo necesario. Ampliaría y retocaría tu última frase para dejarla en algo más o menos así: No es mejor fisioterapeuta el que más toca, NI EL QUE MÁS HABLA, sino el que más estudia y MEJOR razona. (No todo razonamiento es bueno, pero eso seguro que te da para otra entrada)

    1. Buenas tardes, Luis, es un placer tenerte por aquí. Estoy de acuerdo con tus apreciaciones. Las palabras siempre hemos de medirlas y, tanto en esta entrada, como seguro que en muchas otras, pueden llevar a interpretaciones que tienen un matiz que quizás poco se acerque a lo que quiero transmitir. Es por esto que agradezco tu intervención.
      Mi fin último no era decir que más es mejor, sino insistir en que no por dedicar más tiempo al tratamiento “hands-on” (llamémosle masaje, punción seca o cualquier otra técnica de tratamiento), el tratamiento en su globalidad será mejor (ya que considero que muchas personas tienen instaurada esta idea cuando van al fisio) y que la parte “hands-off” puede llevar un tiempo considerable, si el fisioterapeuta lo creyera necesario. Esto no implica que a más tiempo de “hands-off” mejor será el tratamiento y resultado, al igual que el orador no es bueno por sus largos discursos, sino por su capacidad para transmitir.
      De nuevo te lo agradezco y si te parece añado tu “No es mejor fisioterapeuta el que más toca, NI EL QUE MÁS HABLA, sino el que más estudia y MEJOR razona” a la entrada. Quedo a la espera de tu respuesta.
      Un saludo.

      1. Buenos días Jorge

        lo bueno de la web 2.0 es precisamente esta capacidad de interactuar que permiten los comentarios. Si te gusta la frase y te apetece incorporarla a la entrada, yo encantado. Me interesaba puntualizar ese aspecto que quizás no había quedado tan claro en la entrada.
        Un abrazo fuerte

        1. Buenas Luis,

          Ya está hecho, te estoy muy agradecido por leerme y colaborar. Todo comentario es bien recibido y fuente de mejora. Un abrazo y que no decaiga tu buen hacer, como creo que te he comentado con anterioridad, me gusta mucho la forma en la que te expresas en tu blog.

  2. DTotalmente de acuerdo, a veces, preguntando mas y de forma precisa se llega a un mejor diagnostico y mejor tratamiento, y no toda la fisioterapia consiste en masajes, veces es cuestin de estiramientos, ejercicios, que una vez enseñados por el profesional debe de hacer el paciente durante un tiempo o de por vida, o de plantillas, recomendaciones de habitos en la vida diaria, y cantidad no siempre es calidad, a veces con una breve manipulacion o masaje es mejor, segun la zona, la inflamacion, el problema que se tenga, no siempre se necesita el mismo tiempo de manipulacion

  3. De nada, cuando creo que algo esta bien lo reconozco, a veces son necesarios los masajes largos, a veces cortos, a veces indicaciones de ejercicios, y/ o de lo que depende del caso, pero la gente tiene unas ideas preconcebidas no muy correctas de la fisioterapia y por eso triunfan sitios chapuza. Dejando aparte de que a veces no es lo mismo ir a un sitio como privado que como mutua o seguro, y que los fisios que no trabajan con mutuas ni seguros suelen hacer un tratamiento mejor y mas completo, pero cantidad no es calidad. Yo creo que todo depende de lo que uno tenga, no sera lo mismo el tratamiento de una cosa que de otra. Y la gente es muy inocente, fantasiosa y confunde cantidad con calidad. Y tambien depende de la persona le funciona mejor un tratamiento u otro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *