El paciente del “a mi que me toquen”

El masaje no es el mejor tratamiento

Paciente, la Fisioterapia es otra cosa.

Lo que a continuación te voy a exponer es algo que debes tener muy claro y nunca olvidar, porque de ello depende que cambiemos la dichosa cultura de “para ser un buen fisio, tiene que tocar”. Cuántas veces habré escuchado, “¿dónde se ha visto un fisio que no toca?”.

Este pensamiento tiene que pasar a la historia, España y otros muchos países tienen que dejar atrás creencias sin fundamento que no hacen más que ser un obstáculo para el crecimiento de la Fisioterapia.

Os voy a explicar esto con un ejemplo que he vivido personalmente, y más de dos veces, al trabajar de fisioterapeuta en Inglaterra. Paciente español que viene a mi clínica quejándose de lo malos que son los fisioterapeutas ingleses, de que los fisios ingleses no tocan, que te dan una charleta y para casa y, además, cobran un buen dinero.

Me resulta tremendamente difícil explicarle a una persona española que los fisioterapeutas ingleses no son malos (de todo hay, como en todos sitios), todo lo contrario, suelen trabajar bastante bien. Los españoles normalmente piden (e incluso demandan) masaje y “eso de los crujidos”. “Pero que el masaje sea bien fuerte, que si no no hace nada y, además, me dura más el efecto”, “yo normalmente con un masaje cada tres o cuatro semanas, voy bien”. ¡Algo falla aquí! Considero que en España se están haciendo las cosas generalmente bien, pero todavía necesitamos tiempo para que la “nueva Fisioterapia” cale en la gente.

En Inglaterra, todo paciente que va a un fisioterapeuta inglés, habiendo visitado antes a un fisio en España, no vuelve al inglés. Además, cuando vienen a mi consulta y trato de explicarles por qué los fisioterapeutas ingleses trabajan de la forma que lo hacen, me miran con cara de incredulidad, sí, una de esas de “qué me estás contando”.

Ya te comenté, en una entrada pasada, el porqué el hablar con el paciente es parte fundamental en el tratamiento del fisioterapeuta, El paciente del fisio que habla mucho. En la siguiente imagen te resumo lo que a día de hoy se considera un buen fisioterapeuta:

Razonamiento en Fisioterapia

DEJA LA “CULTURA DEL MASAJE Y EL CRUJIDO” DE LADO y pasemos a la “CULTURA DE LA EVIDENCIA Y EL EJERCICIO” con el paciente como máximo exponente en su tratamiento y no un objeto pasivo.

Como pasa en muchos ámbitos de la vida, en el tema de la Fisioterapia tendemos a juzgar desde el desconocimiento y de esto tenemos gran culpa los fisioterapeutas. Está bien que esto se viera unos cuantos años atrás cuando los fisioterapeutas no teníamos la información que tenemos ahora, ya fuera porque no existía o porque nuestro acceso a ella era limitado. A día de hoy, no hay excusa, la información existe y el acceso a ella es cada día más fácil. Seguir solucionando todo con masaje es mala Fisioterapia, de hecho, no es, ni por asomo, Fisioterapia. Con esto no quiero decir que el masaje haya que desecharlo, ya hablé de las virtudes del masaje en un artículo que tuvo gran aceptación Soy fisioterapeuta y sí soy masajista.

No me digas que tú te basas en la experiencia y que la evidencia tiene muchas lagunas. Si sigues con los tratamientos del pasado, es simple desidia. La desidia podría darse por diferentes razones. Siempre es más sencillo hacer lo que uno ya sabe, que tratar de buscar la información más actual. Otra opción es que te niegues a reconocer que lo que haces no es lo mejor (por no decir, que quizás no es que no sea lo mejor, sino que no es ni tan siquiera bueno). Por otro lado, podría ser que no tengas facilidad para interpretar la información de los estudios científicos, ya sea por su complejidad o porque no dominas el idioma de Shakespeare. En este momento te recomiendo que leas El fisioterapeuta ofendido.

De cualquier manera, todo lo anterior tiene solución. Lo más importante es ser autocrítico, leer y mucho; y si no sabes inglés, ya hay muchos compañeros escribiendo muy buen material en castellano, en blogs, páginas web y redes sociales.

La imagen de cabecera es dominio público de Pixabay.

10 thoughts on “El paciente del “a mi que me toquen””

  1. Totalmente de acuerdo. Y me parece muy cierta la viñeta del ejercicio. Creo que existe la cultura de cuanta mas paliza, mas daño te haga un fisio mejor y solo tocar y nada de ejercicios y cuidado personal. ( higiene postural), muy extendida gracias a la cual se sostienen muchos fisios. Mi experiencia con la fisioterapia que por desgracia es bastante me dice que es importante alguien que te diagnostique bien y te asesore bien, ejercicios adecuados e higiene postural y que sin palizas y sin excesivo dolor se puede tratar, y que no son necesarias sesiones diarias, especialmente las manuales.Estaba deseando ver un artículo con esta tematica

  2. difiero de muchas cosas con ud, como ganar en arco articular si al paciente le duele y no lo tocamos para hacerle movimientos kinesiologicos, como le damos apoyo emocional sin explicación y haciendo sufrir al paciente, como descontracturamos tejido blando si no tocamos y exploramos para ver la zona afectada y aplicamos la lógica mencionada por ud sobre la base de causa y efecto, los agentes físicos son buenos las maquinas también pero la labor del fisioterapeuta se basa en el contacto con el paciente y la kinesiologia representa el 90% del tratamiento, con todo el respeto ese es mi criterio

    1. Hola Carlos. En este blog todos los comentarios son respetados, aunque difiero con usted. En la Fisioterapia actual, el 90% del tratamiento debería ser responsabilidad del propio paciente, siempre partiendo de nuestra valoración y posterior recomendación. El paciente debe ser parte primordial del tratamiento, debemos tender al “self-management”(autocuidado). El paciente puede hacer ejercicios para ganar rango articular, podría haber dolor en ciertas ocasiones, aunque hay que tender a que sea controlado (la palabra “sufrimiento” no creo que deba estar presente). En cuanto al tema de relajar tejidos… también ejercicios. Técnicas llevadas a cabo por el fsioterapeuta pueden ser necesarias, pero bajo mi punto de vista, nunca representarían un 90% del tratamiento. Un cordial saludo y gracias por su participación.

  3. Me alegro del respeto hacia el sufrimiento del paciente, ojala lo hubiesen tenido conmigo el año pasado los que me trataron la mano

  4. Estoy de acuerdo con tu opinión. Creo que aún nos faltan pasos e información respecto a esa visión social e inivdual de nuestro trabajo. También hay ir entender que las realidades entre países y culturas son variables. ¿No crees que que el propio sistema sanitario y la escasez de protocolos en España son los causantes de esta percepción? Quizá no hay cultura del fisioterapeuta consejero y un exceso de píldoras mágicas, en nuestro caso manos mágicas. ¿Falta de autocuidado y responsabilidad del paciente hacia su propio cuerpo? ¿Falta de tiempo del fisioterapeuta? Teniendo en cuenta lo que solemos cobrar quizá no podemos ampliar nuestras sesiones. ¿Los pacientes entienden que los consejos también cuestan dinero? Creo que el modelo y ejemplo que se da en la sanidad pública y en las mutuas es negativo. Sesiones cortas, insuficientes, demasiadas maquinas, poca conversación, “gratuidad”, listas de espera…. Es complicado romper con todos estos paradigmas desde tu consulta privada y sobrevivir. Gracias

    1. Muchas gracias, muy acertado tu comentario, Juan. Es todo tema de la educar al paciente, educar a los que mandan en la sanidad y dar a la Fisioterapia el valor que se merece, tanto económica como socialmente. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *