El fisio no cura, lo siento

La fisioterapia no cura

¿Cuántas veces habéis oído “voy a mi fisio para que me arregle”? Lo lamento mucho, pero eso no es posible, el fisioterapeuta es sólo el guía que te llevará a aprender como ayudar a tu cuerpo a seguir el camino adecuado para recuperarse de una lesión. Fíjate, tu cuerpo es una máquina tan tremendamente increíble, que la mayoría de las veces no necesita ni siquiera ayuda alguna para recuperarse. Muchas veces te lesionas, esperas un par de días y tu cuerpo está de vuelta a su estado normal.

¿Eso significa que no tienes porqué ir al fisioterapeuta? No, eso significa que debes ser consciente de que uno de los papeles más importantes del fisioterapeuta es ser educador para la salud. Yo considero que una de las cualidades más importantes de un fisioterapeuta debe ser la capacidad de transmitir, tanto para dar una explicación entendible al paciente sobre su lesión, como para guiarle por el camino más conveniente para ayudar a su propio cuerpo a  llegar a la “curación”.

Tú, paciente, no pretendas ir al fisioterapeuta y que éste te “cure por ciencia infusa”. LOS FISIOS NO CURAN, LO SIENTO. Es tu cuerpo el que te cura y la persona más importante en ese proceso de curación no es tu fisioterapeuta, ERES TÚ. Alguien me dijo una vez “milagros a Lourdes y magia al circo”. No, los fisios no somos magos. Te pongo el ejemplo de hace dos semanas…me vino una chica con un esguince de tobillo y con muletas a la clínica, tras examinarla, le digo que deje las muletas y que se vaya a casa andando. A la semana siguiente la veo de nuevo y me dice “en mi casa dicen que es un milagro, que tenía que usar muletas para andar y con una visita al fisio, ya no las necesito”. De milagro nada, simplemente mala informacón por parte de su médico, las muletas estaban siendo un lastre más que una ayuda.

Todo esto es sencillo de explicar, el tratamiento que tu El fisio no es un magofisioterapeuta te proporciona va de 30 minutos a 1 hora, o quizás 1 hora y media (si tu fisio prefiere o ve necesario dedicarte ese tiempo). Esto significa que tienes alrededor de 23 horas durante un día en las que no estás en contacto con tu fisioterapeuta, que son 23 horas en las que puedes influir en el proceso de curación, siguiendo las pautas y consejos recomendados por el fisio.

Hay otro elemento que juega un papel muy importante en el proceso de curación, éste es MR TIEMPO. Todo tejido de tu cuerpo requiere de tiempo para curarse. Es totalmente imposible recuperarte de una rotura muscular en un día. Si fuiste a tu fisioterapeuta y tu rotura muscular se curó en un día…”mi fisio es el mejor del mundo, me arregló una rotura de fibras en un tratamiento”. Estoy seguro de que tu fisioterapeuta es genial, pero su habilidad para diagnosticar lesiones es algo precaria. No hay rotura de fibras que se cure en un día, es cuestión de la naturaleza de la lesión, cada tejido tiene su tiempo de curación, que a su vez depende de muchos factores: edad, actividad habitual o trabajo, posibles enfermedades (como puede ser, por ejemplo, tener diabetes, que implica que el proceso de curación sea más lento), entre muchos otros.

La manera en la que tú, paciente, puedes influir en el proceso de curación es haciendo los ejercicios recomendados por el fisioterapeuta, así como siguiendo sus consejos. Por ejemplo, la importancia del reposo relativo (echa un ojo a la entrada que habla del reposo relativo y absoluto). Por otro lado, no olvides nunca lo que te dije en una entrada de hace un par de meses “los ejercicios funcionan…si se hacen”.

Otra entrada que podría ser de tu interés es Fisio, baja del Olimpo.

Para terminar, te expongo en pocas palabras lo que te quiero transmitir con esta entrada: CURARTE TE CURAS TÚ Y LA PERSONA MÁS INFLUYENTE Y QUE MÁS TIENE QUE DECIR EN DICHA CURACIÓN ERES TAMBIÉN TÚ.

Las fotografías son dominio público de Pixabay.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *